Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Teyoland presenta su proyecto de un ‘Ikea español’ que irá en Feria Valencia

La tienda rechaza contar quién la promueve y a cuánto asciende la inversión

Ignacio Teyo (izquierda) y Francesc Rifé, en la presentación del proyecto.
Ignacio Teyo (izquierda) y Francesc Rifé, en la presentación del proyecto.

Teyoland, el proyecto empresarial que persigue implantar una especie de Ikea “hecho en España”, se presentó este viernes en sociedad cuando faltan poco más de dos meses para que, según sus previsiones, abra las puertas en el pabellón siete de Feria Valencia. Ignacio Teyo, la cara pública de la iniciativa, explicó algunos detalles: la empresa abarcará casi todos los artículos relacionados con viviendas —desde muebles a cocinas, pasando por bricolaje y pinturas—; pondrá el acento en una relación que valore al fabricante, normalmente “marginado” por las multinacionales del sector del hábitat; contratará a 300 personas (hasta ahora han sido 41); ofrecerá 30.000 referencias; se surtirá en un 80% de productores españoles, y se marca como objetivo facturar 40 millones de euros al año y, a largo plazo, extenderse por toda España hasta contar con una tienda en cada provincia.

Teyo rehusó, sin embargo, ofrecer dos datos básicos: a cuánto asciende la inversión del proyecto y quiénes son los otros seis socios (aparte de sí mismo, que sería el inversor mayoritario) que participan.

El portavoz del proyecto, con una larga trayectoria en los ámbitos del mueble y la comunicación, argumentó que dar a conocer a los inversores les expondría a una lluvia de peticiones de trabajo. Debido a la situación de crisis, afirmó, Teyoland ha recibido 8.000 currículos.

El establecimiento ofrecerá muebles, cocinas y artículos de bricolaje

La falta de transparencia refuerza las críticas vertidas por el sector del comercio del mueble. Su patronal ha anunciado una demanda por competencia desleal contra Teyoland, al considerar, siguiendo la opinión de la Sindicatura de Comptes, el órgano fiscalizador valenciano, que Feria Valencia es una institución pública y debe regirse por las normas de contratación de las Administraciones. Arrendar el pabellón, cuya contribución pagan los contribuyentes valencianos, habría exigido un concurso público que respetase los principios de igualdad y libre concurrencia de los interesados.

La institución optó, en cambio, por firmar un contrato con Teyoland; éste pagará de alquiler un 4% de sus ventas de la tienda al año o, como mínimo, un millón de euros al año por un pabellón de 20.000 metros cuadrados. El resultado es que pagará, como mínimo, 4,2 euros al mes por metro cuadrado. Teyo aseguró que la crisis ha hecho que exista una sobreoferta de grandes espacios.

Teyo aseguró que negocia con FGV que el tranvía, que ahora solo llega al recinto cuando hay feria, lo haga de forma regular. También se está discutiendo el uso del aparcamiento cuando haya certámenes comerciales.