Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV intenta matizar su rechazo al metro donostiarra

Goia argumenta que los socialistas gestionaron mal el proyecto

El portavoz del PNV, Eneko Goia (izquierda), junto a su compañero Iñaki Gurrutxaga, esta mañana.
El portavoz del PNV, Eneko Goia (izquierda), junto a su compañero Iñaki Gurrutxaga, esta mañana.

El PNV de San Sebastián ha matizado el rechazo del Parlamento al metro de Donostialdea. El portavoz de la formación en el consistorio donostiarra, Eneko Goia, ha querido puntualizar que la decisión adoptada ayer en la Cámara, gracias a los votos de su partido y de EH Bildu se limita a paralizar el soterramiento del trazado por el centro de la ciudad y analizar la alternativa ferroviaria que resulte “más adecuada”.

Con lo que para Goia lo aprobado no supone un carpetazo en sí a la infraestructura, sino a cómo la había planteado el anterior Gobierno socialista. El portavoz del PNV ha insistido: “[Como he dicho] una y mil veces mi postura es favorable a la pasante ferroviaria, una infraestructura necesaria para el área metropolitana”. Goia también ha remarcado que defenderá, “donde haya que hacerlo” el proyecto del metro, si bien ha recordado que la consejera de Transportes, Ana Oregi, ya indicó que “la pasante es algo deseable”.

"Lo que ha sucedido es la crónica de una muerte anunciada", de manera que "un proyecto que debía haber sido serio", al final "se ha convertido en un elemento para el marketing", para "la propaganda electoral", ha señalado Goia, quien ha agregado que se dieron "pasos precipitadamente y con soluciones" de "difícil viabilidad".

Ha dicho que el PNV donostiarra aboga por convertir "en pasante" lo que "ahora muere en un fondo de saco", en la plaza Easo, porque "puede dar un servicio adecuado", y así lo defenderá "pero no como elemento de propaganda, ni para cruzar agravios interesados".

No ha precisado cuál es la alternativa al proyecto del anterior ejecutivo vasco del PSE, ya que "merece un análisis riguroso" por parte del Gobierno autonómico actual, que es, ha subrayado, "quien puede estudiar la mejor solución" y "quien debe hacerlo".

Respecto al argumento esgrimido por el anterior viceconsejero de Transportes, el socialista Ernesto Gasco, de que ningún grupo o institución presentó alegaciones en el periodo de exposición pública del soterramiento, Goia ha indicado que "el peor favor que se le ha hecho a un proyecto que debería haber sido serio, es convertirlo en el proyecto de una persona".

En este sentido, se ha preguntado "qué acierto" ha tenido Gasco en la gestión de ese proyecto "para coleccionar, a lo largo del camino, la negativa de la Diputación, del Ayuntamiento y, ahora, del Gobierno Vasco". "El proyecto se ha gestionado mal, desde el punto de vista del diseño y de colaboración institucional. Y al resultado me remito", ha concluido.

Más información