Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Compromís dice que Grau omitió datos al juez de Nóos

La coalición afirma que no remitió información de ingresos de la fundación de Turismo

El vicealcalde lo niega y acusa a Ribó de "tergiversar la realidad"

Joan Ribó, portavoz del Grupo Compromís en Valencia, acusó este jueves al vicealcalde de Valencia y presidente del patronato de la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau (TVCB), Alfonso Grau, de “omitir deliberadamente” datos al juez José Castro, que instruye en los juzgados de Palma el caso Urdangarin.

Según Compromís, el 21 de mayo de 2012 el número dos de Valencia envió a Castro, tras el requerimiento del juez, una relación certificada de la totalidad de actuaciones promocionales de la Valencia Convention Bureau en 2004, 2005 y 2006, los años en que el Instituto Nóos organizó los Valencia Summit. Grau remitió la certificación de los ingresos totales de la fundación y los procedentes del Ayuntamiento de Valencia de 2004, no así de 2005 y 2006. “No entendemos por qué solo le envía información sobre los ingresos de 2004”, dice el grupo.

La conclusión es que la fundación ingresó ese año cuatro millones de euros del Consistorio y otros 4,7 millones del Consorcio Valencia 2007, integrado por las tres administraciones públicas —central, autonómica y municipal—. Así, según Ribó, a los cuatro millones puestos por el Consistorio deben añadirse otros 1,57 millones —por el tercio municipal de los 4,7 del Consorcio—, lo que elevaría los ingresos procedentes del Ayuntamiento del 44% al 62%. En 2005 y 2006, según las memorias, las aportaciones municipales fueron del 95% y el 88%, respectivamente, denunció Ribó.

El vicealcalde le replicó: “El señor Ribó tergiversa deliberada y voluntariamente la realidad. La fundación y yo mismo como presidente, hemos estado en todo momento a la entera disposición del juzgado de Palma número 3 y se le ha proporcionado absolutamente toda la documentación que nos ha solicitado el juez Castro y así lo continuaremos haciendo”.

Los ediles de EU Amadeu Sanchis y Rosa Albert denunciaron, además, una serie de gastos que consideran “injustificados”. La fundación gastó en 2004, por ejemplo, más de 400.000 euros en el rediseño de la web, cerca de 1.900 euros en una mesa diseñada por Norman Foster para el despacho del gerente, José Salinas, o 35.500 en la reforma de su despacho. En 2004 hay una partida, bajo el nombre de otras promociones, que absorbe nada menos que cuatro millones de euros. Sanchis insistió en que la fundación se disuelva y se cree un patronato público.