Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ribó: “La fundación es una tapadera y una trinchera”

Compromís asegura que hay patronos que facturaron a la fundación de Turismo

La Fundación Turismo Valencia Convention Bureau (FTVCB) “no es solo una trinchera para proteger a la alcaldesa Rita Barberá del caso Urdangarin”, denunció este miércoles el portavoz de Compromís en Valencia, Joan Ribó, si no “a un grupo de gente bien organizado que se está repartiendo determinados negocios”. Con las cuentas en la mano de 2005, Compromís aseguró que hay patronos que comparten sociedades y patronos que facturaron a la fundación, según el Balance de Situación de 2005.

Entre algunos de esos patronos, continuó el grupo de Ribó, hay algunos accionistas y o administradores de empresas que facturaron y citó a Carmen Barrachina, Fernando Aliño, Javier Vallés, Francisco Tomás o Vicente Blasco. Este último, en conversación con este diario, aseguró que no era patrono sino miembro del comité ejecutivo de la FTVCB en representación de la patronal. La Fundación declinó cualquier precisión.

La fundación “necesita una auditoría seria”, añadió Ribó, para aclarar, por ejemplo, si esos patronos cumplieron con la ley y comunicaron al patronato las “autocontrataciones”.

De los balances de 2005, Compromís ha extraído que Lobby Comunicación, de Miguel Zorío, uno de los imputados del caso Nóos, cobró ese año 51.459 euros de la fundación. O que la mitad del presupuesto para ferias fue a parar a certámenes domésticos, incluso a una de público infantil como Expojove.

La organización del Valencia Summit en 2005 se llevó otros 739.965 euros, un 14% del gasto total de la fundación. Y Otro gran bocado del presupuesto (1,5 millones de euros) fue gastos de personal. Entre ellos, los 98.628 euros anuales que gana el gerente José Salinas, de los que 87.600 euros era sueldo, 8.400 euros dietas y 2.628 aportaciones al plan de pensiones.