Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Catedral anuncia acciones legales contra el electricista y contra su abogada

El juez Taín asegura que el documento presentado por el autor confeso de robo del Códice es "jurídicamente irrelevante"

La Catedral de Santiago ha anunciado acciones legales, por una doble vía, contra el ladrón confeso del Códice y la abogada del mismo tras las acusaciones vertidas por el autor confeso del robo del Códice Calixtino, que entregó en el juzgado que instruye su causa un manuscrito de 15 folios con acusaciones de robo y de prácticas sexuales en el templo gallego.

El abogado del cabildo catedralicio, José Antonio Montero, estudió esta mañana el contenido de este manuscrito en el que Manuel Fernández Castiñeiras, acusado de la sustracción del valioso libro del siglo XII, cita casos concretos, con nombres y apellidos, de lo que da en llamar "actitudes que iban más allá de lo humanamente paternal", "intensas relaciones sentimentales" o "relaciones sexuales". Por la tarde, la catedral ha difundido un comunicado firmado por el letrado compostelano en el que afirma que sus defendidos son "conscientes de la repercusión mediática" de las nuevas acusaciones de Castiñeiras. No obstante, estas "actuaciones" del exelectricista, una vez fuera de prisión a la espera de que se marque la fecha del juicio, según el abogado "no buscan esclarecer las circunstancias" en que se produjo el robo del Códice. "Solo persiguen desviar la atención de lo que es el objeto del procedimiento, no dudando para ello en ofender y ensañarse con quienes son las verdaderas víctimas, que quedan así sometidas a una doble victimización", continúa el escrito difundido por la catedral.

El letrado añade que "lo manifestado" por Castiñeiras (es decir, las relaciones sexuales y los robos en los que el electricista implica a miembros de la catedral) es "totalmente falso", por lo que "utilizando los cauces legalmente previstos", su gabinete emprenderá "las acciones que en Derecho nos asisten", concluye. Para ello, Montero acudirá "por un lado, a los organismos colegiales correspondientes" para "denunciar la posible vulneración de las normas del Código Deontológico de la Abogacía por parte de la letrada" del extrabajador de la catedral. Y, "por otro, contra el manifestante ante los tribunales", "denunciando la vulneración del derecho al honor, dignidad y fama" bien sea "por la vía penal o la civil".

El exempleado de la basílica, en la que prestó servicio durante más de dos décadas en calidad de autónomo, afirma en su "acta de manifestaciones" presentada junto con una solicitud en la que pide que la misma se una al procedimiento abierto contra él, que numerosos religiosos robaban "dinero" y, así da cuenta de episodios específicos al respecto. El juez que instruye la causa, José Antonio Vázquez Taín, ha considerado que el escrito presentado es "jurídicamente irrelevante" y ha indicado que no afectará al proceso judicial. En declaraciones a Europa Press, Vázquez Taín ha asegurado que "la situación es exactamente la misma" tras la presentación de estos 15 folios. El escrito se va a admitir para evitar "recursos por parte de la defensa" que provoquen que se dilate en el tiempo el inicio del juicio, ha explicado el juez, que ha insistido en que debe empezar "cuanto antes". "El contenido del escrito no nos aporta nada, jurídicamente es irrelevante", ha incidido y ha señalado que su contenido "no guarda ninguna relación con los hechos que se instruyen, ni siquiera los menciona". "Contiene una serie de alegaciones bastante genéricas que no tienen ninguna relevancia para lo que es la causa", ha dicho Vázquez Taín, que ha descartado también que del contenido de esos folios puedan derivarse nuevas investigaciones judiciales: "leído con detenimiento el escrito, no tiene ningún hecho concreto del que se pueda decir que ofrece un indicio, prueba o hilo por el que iniciar una investigación". El exelectricista, no obstante, se ha ofrecido al juez para ampliar con detalles todas las cuestiones que afirma en su escrito.

En la Catedral de Santiago la sensación más palpable hoy es la de indignación, y los miembros del cabildo consultados por Efe han negado todos estos hechos y han señalado que la estrategia de Fernández Castiñeiras es clara, "calumnia que algo queda". No obstante, han precisado que, de todos modos, "debería haber límites".

El Códice Calixtino fue sustraído de la basílica gallega en julio de 2011 y recuperado un año más tarde de un garaje de Milladoiro (A Coruña), propiedad de Fernández Castiñeiras. Esta joya literaria del medievo estaba envuelta en periódicos. Castiñeiras, electricista de profesión, prestó sus servicios como autónomo durante 25 años en la Catedral. En la actualidad, está en libertad provisional con obligación de comparecer cada lunes en el juzgado y a la espera de juicio. Después de su confesión y hasta que no finalizó la instrucción estuvo encarcelado en la prisión coruñesa de Teixeiro.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información