Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crespo ‘perdonó’ 200.000 euros de un aval al presunto mafioso ruso

Los socialistas rechazan participar en una moción de censura contra CiU

Marc Fuertes, de Millor, denunció el presunto trato de favor en el pleno extraordinario de ayer.
Marc Fuertes, de Millor, denunció el presunto trato de favor en el pleno extraordinario de ayer.

Los tratos de favor del Ayuntamiento de Lloret de Mar en la época de Xavier Crespo al presunto capo de la mafia rusa, Andrey Petrov, no se limitaron a la plaza de toros. El entonces alcalde y actual diputado por CiU en el Parlament perdonó a la empresa de Petrov un aval de cerca de 200.000 euros para iniciar la construcción de un local comercial y un aparcamiento. Development Diagnostics Company (DDC) inició las obras sin haber abonado la garantía para obtener el permiso medioambiental, denunció ayer el principal partido de la oposición (Millor) en un pleno extraordinario para tratar la operación Clotilde contra el blanqueo de capitales de la mafia rusa.

“El ayuntamiento otorgó la licencia sin certificado, ni aval ni garantía”, destapó Marc Fuertes, líder de la oposición. DDC adquirió los terrenos del antiguo hotel Blanca Aurora para construir un local comercial y un aparcamiento. El proyecto lo elaboró la arquitecta que trabajaba para Petrov, Pilar Gimeno, y ha estado en el punto de mira de los investigadores desde el inicio de la operación Clotilde. Este proyecto es uno de los dos que DDC realizó en Lloret, junto con las obras de un centro comercial en la antigua plaza de toros. Crespo perdonó a Petrov 133.000 euros en tributos para esas obras alegando que era un proyecto de “interés general”.

El alcalde de Lloret, Romà Codina, anunció ayer en el pleno que DDC ha parado las obras en los terrenos del Blanca Aurora desde que su administrador, Andrey Petrov, está en la cárcel como presunto cabecilla de la trama. “Me preocupa porque hay personas que han abonado la paga y señal de los aparcamientos”, dijo Codina. Poco después, Fuertes denunció el presunto trato de favor, sobre el que el equipo de Gobierno de CiU no contestó. Codina se limitó a decir que aportarán el próximo lunes la instancia en la que DDC solicitó detener las obras.

El pleno extraordinario de ayer, solicitado por Millor y el PP, debía servir para que CIU diese explicaciones sobre la presunta relación del ex alcalde, Xavier Crespo, y el actual teniente de alcalde y exconcejal de Urbanismo, Josep Valls, con la trama de Petrov. Valls, que se ha apartado de su cargo pero no ha renunciado a su acta de concejal, está imputado en el caso por prevariación y cohecho. Codina volvió ayer a apoyarle y reiteró que él nunca ha tenido relaciones con Petrov. “Nunca me ha pagado nadie un viaje. Estoy muy tranquilo”, dijo Codina, que rozó las lágrimas al final del pleno por las declaraciones en las que el capo dijo haber pagado varios viajes a Rusia a miembros del gobierno de Lloret.

El que también se emocionó fue Valls. “Una cosa es tener razón, otra es poder defenderla y lo más importante es que te la acaben dando”. Millor, PP e ICV volvieron a pedir su dimisión, mientras que el PSC se limitó a solicitar que los concejales publiquen sus declaraciones de la renta. Los socialistas incluso ofrecieron a CiU un gobierno de concertación y rechazaron apoyar una moción de censura propuesta por Fuertes, que el PP anunció que apoyaría. No prosperó por la negativa de los socialistas.

El concejal de ICV, Xavier Rodríguez, exigió que Crespo dimita como diputado por su implicación en la “trama de saqueo de la sanidad pública” y su presunta relación con Petrov. “Ha mentido y ha reconocido que recibió regalos”, criticó, que recordó la “implicación de familiares" del exalcalde en las obras consideradas ilegales de la finca de Can Juncadella, en referencia al hermano de Crespo.

Más información