Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botella, sobre su tercera crisis de Gobierno: “Espero que no haya más”

La alcaldesa lamenta la "decisión" de dimitir de Antonio de Guindos

Da por cerrados los cambios en la Junta de Gobierno con la incorporación de Gómez Angulo

Define a su último fichaje como la "persona idónea" y dice que hará una "muy buena" labor

Primeras explicaciones públicas de Ana Botella sobre la salida del Ayuntamiento de Madrid de su hombre de confianza, Antonio de Guindos, que dimitió el lunes tras ser imputado en el caso Madrid Arena. Dos días después de un abandono que la ha obligado a acometer su tercera remodelación de gobierno en apenas un año —la cuarta desde las elecciones en mayo de 2011 contando con la llegada al poder de la propia Botella—, la alcaldesa se ha limitado a lamentar la decisión de De Guindos, a dar por cerrada la crisis de Gobierno con el fichaje de su amigo y exedil Juan Antonio Gómez Angulo y a decir que espera que esta sea la última.

En la firma esta mañana de un protocolo de seguridad para la Cañada Real en la sede del Gobierno regional, la alcaldesa de Madrid ha dejado claro que ella no le había pedido la renuncia y que era su intención el que continuara dentro del Ejecutivo municipal. Según Botella, se ha tratado de una dimisión "personal" con la que De Guindos ha sido fiel a su promesa de dejarlo si el juez le llamaba.

A pesar de la imputación de toda la cúpula de Seguridad, la primera edil municipal ha mantenido en todo momento que confía en la actuación de los servicios municipales, tanto de Emergencia como de Policía Municipal. "No tuvieron nada que ver con lo que ocurrió aquella noche. En mi opinión, actuaron conforme a la legislación vigente y es la intención de los abogados del Ayuntamiento recurrir las imputaciones de todos los cargos municipales", ha destacado la alcaldesa. "Desde luego espero que no haya otra crisis", ha concluido.

Sobre Juan Antonio Gómez Angulo, abogado, amigo de la facultad de la alcaldesa, diputado en la primera legislatura de la Asamblea de Madrid (1983), edil durante nueve años con Álvarez del Manzano, y secretario de Estado para el Deporte con Aznar, Botella ha dicho que es la "persona idónea" para ocupar el puesto, por lo que ha expresado su confianza en que hará una "muy buena" labor en el Ayuntamiento de Madrid. Gómez Angulo, que fue responsable municipal de Cultura y ahora se encargará de vigilar el Medio Ambiente en la ciudad más contaminada del país, llevaba retirado de la política desde 2004 y trabajaba en la empresa privada como abogado y asesor.

Horas antes, el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, volvía a pedir la dimisión de la alcaldesa. "Botella tenía el capricho de ser alcaldesa y el PP se lo proporcionó, pero el traje le viene muy grande", ha señalado Gómez a primera hora de la mañana, para sentenciar a renglón seguido que su "capricho" ha salido "muy caro" a los madrileños, a los que su política está causando un daño "muy grave". En este punto, Gómez la ha hecho a directamente responsable del Madrid Arena: "Ha tenido consecuencias dramáticas para todos, le ha costado la vida a cinco niñas".

Lo sucedido en el pabellón municipal se ha llevado ya por delante a cuatro miembros del Gobierno municipal. El primero fue el delegado de Economía y portavoz municipal del PP, Pedro Calvo, que dimitió el 13 de noviembre tras decir el juzgado que instruye el caso, el número 51 de plaza de Castilla, que iba a ser imputado como máximo responsable político del pabellón municipal en el que perdieron la vida cinco jóvenes. Calvo dejó su puesto en la Junta de Gobierno pero sigue siendo concejal y aún no ha sido imputado.

El 9 de enero, fue Botella la que destituyó a su vicealcalde, Miguel Ángel Villanueva, que sí dejó el acta de concejal. A Villanueva, al que la alcaldesa permitió presentar su despido como una renuncia, se le acusó de ser amigo del organizador de la fiesta, Miguel Ángel Flores, imputado por haber llenado el Madrid Arena con 20.000 personas cuando el aforo máximo era de 10.500. La Fiscalía, sin embargo, considera que no hay ningún indicio en contra de Villanueva.

Tras la marcha de Villanueva, Botella descompuso la supercartera de De Guindos y separó las competencias de Seguridad de Medio Ambiente. Al frente de Seguridad puso a Enrique Núñez, nuevo pilar del Ayuntamiento junto con la sucesora de Calvo al frente de Economía, Concepción Dancausa. De Guindos siguió como delegado de Medio Ambiente y Movilidad. Por poco tiempo, eso sí. Fátima Núñez, hasta la tragedia número dos de Seguridad, perdió ese cargo y pasó a ser concejal de Carabanchel. Además de a De Guindos y a Núñez, el juez imputó el lunes al director general de Emergencia, Alfonso del Álamo, responsable del Samur; y a Emilio Monteagudo, inspector jefe de la Policía Municipal. Solo De Guindos, que al no ser concejal electo no sigue en el Ayuntamiento, ha dimitido.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >