Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un amigo y exedil para apuntalar a Botella

Juan Antonio Gómez Angulo sustituye en Medio Ambiente y Movilidad a Antonio de Guindos, el cuarto miembro del gobierno local caído por el ‘caso Madrid Arena’

Botella conversa con Gómez Angulo en 2003. Ampliar foto
Botella conversa con Gómez Angulo en 2003. EFE

Cinéfilo, taurino, culto, algo vanidoso, buen tipo, moderado, conocedor de Madrid, centrado y centrista. Así definen quienes le han tratado a Juan Antonio Gómez Angulo, amigo de la facultad a inicios de los setenta de la alcaldesa, Ana Botella (Partido Popular), y delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de la capital desde mañana en sustitución de Antonio de Guindos, que dimitió el lunes tras ser imputado en el caso Madrid Arena. En charla telefónica con EL PAÍS, se mostró ayer sorprendido y agradecido por la confianza de Botella, con la que había conversado esa misma mañana también por teléfono, pues estaba en París.

Gómez Angulo fue diputado en la primera legislatura de la Asamblea de Madrid (1983), edil durante nueve años con José María Álvarez del Manzano, y secretario de Estado para el Deporte con José María Aznar. Licenciado en Derecho en la Universidad Complutense, Gómez Angulo se inició en la política en la Unión de Centro Democrático (UCD). Desde 2004 trabajaba en la empresa privada como abogado y asesor. Nacido en Almería hace 55 años, vuelve ahora a la escena pública, donde sus últimas apariciones habían sido para hablar de cine en Televisión Española con José Luis Garci. O sobre toros: el año pasado, el ministro de Cultura, José Ignacio Wert, le puso al frente del grupo de asesores para la elaboración de un plan de protección de la tauromaquia. Fue el primer director del Centro Regional de Asuntos Taurinos.

Gómez Angulo vuelve al Ayuntamiento 13 años después, en virtud de la Ley 57/2003 para la Modernización del Gobierno Local, que permite que hasta un tercio de sus miembros no sean concejales electos. La Junta Municipal tiene siete áreas; Antonio de Guindos no era edil, como tampoco lo es el delegado de Las Artes, Fernando Villalonga.

Gómez Angulo entró por primera vez en el Ayuntamiento, entonces en la plaza de la Villa, con Álvarez del Manzano, en 1991. En su segunda legislatura, fue nombrado concejal de Cultura. Ascendió a primer teniente de alcalde en la tercera, en 1999, pero apenas cumplió un año. Aznar le designó secretario de Estado para el Deporte en 2000. En 2004, le sustituyó Jaime Lissavetzky, ahora líder municipal socialista.

Juan Antonio Gómez Angulo

Juan Antonio Gómez Angulo.
Juan Antonio Gómez Angulo.
  • Nacido en Almería en 1957, es licenciado en Derecho y abogado.
  • Es amigo de la facultad de Ana Botella desde los años setenta.
  • Fue diputado en la primera legislatura de la Asamblea de Madrid.
  • Entró de concejal en 1991 con José María Álvarez del Manzano.
  • Ejerció de concejal de Cultura y primer teniente de alcalde.
  • Aznar le nombró secretario de Estado para el Deporte en 2000.
  • Trabaja como abogado y asesor en el sector privado desde 2004.

Lissavetzky dijo ayer tener buen concepto de Gómez Angulo, con el que mantiene una buena relación personal. “Le deseo suerte”, añadió. Más duro fue con la alcaldesa, a la que acusó de “incapacidad” para gobernar y “falta de liderazgo”, y de hundir la ciudad en “la mayor crisis institucional de su historia”. “Una crisis que trasciende a Madrid”, añadió el líder socialista.

Izquierda Unida opinó: “Con cuatro gobiernos en dos años, nos da poco tiempo a valorar a quien entra o sale. Pero lo que importa son las políticas, no quién las hace”.

Efectivamente, el Ayuntamiento ha tenido poca estabilidad política desde que Alberto Ruiz-Gallardón ganara las elecciones en mayo de 2011. Entonces encabezó la lista del PP pese a intuir que no cumpliría ni seis meses de mandato: en diciembre marchó como ministro de Justicia y dejó al frente de la ciudad a la número dos en la lista, Ana Botella. Del gobierno que diseñó tras las elecciones, solo quedan dos miembros: la propia Botella y Concepción Dancausa, ahora primera teniente de alcalde.

De aquella lista, lograron el acta 31 ediles del PP. Ocho ya han dejado el Ayuntamiento, y otro más no tardará en hacerlo. De los 12 primeros, falta la mitad, que serán siete cuando abandone Pedro Calvo, como parece seguro cuando se aclare su situación procesal. Se anunció mediante nota de prensa su imputación en el caso Madrid Arena en noviembre, pero aún no se ha hecho realidad.

Calvo dimitió como delegado de Economía pocas horas después de aquel anuncio. Fue el primer miembro del gobierno municipal barrido por la tragedia que costó la vida a cinco jóvenes en la fiesta de Halloween del pabellón Madrid Arena. En enero, Botella destituyó a su vicealcalde, Miguel Ángel Villanueva, a pesar de que la fiscalía no ve indicios para imputarlo. Villanueva abandonó de inmediato el acta de concejal. En un intento vano de frenar la crisis, Botella refundó su gobierno: quitó a Guindos las competencias de Seguridad, aunque le mantuvo al frente de Medio Ambiente y Movilidad. Y apartó de Seguridad también a la subministra Fátima Núñez, número dos de Guindos; ambos fueron imputados por el juez el lunes. De su primer gobierno, de hace un año, Botella solo conserva a tres de ocho. Además, ha corregido su decisión inicial de eliminar Seguridad como cartera independiente, aunque por el camino haya quitado ese estatus a Empleo cuando peores son precisamente las cifras de paro en la ciudad.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información