El personal del hospital cerrado cobra casi dos meses sin tener destino asignado

El Instituto de Cardiología dejó de admitir pacientes el 1 de diciembre Sus empleados no fueron recolocados hasta ayer en distintos centros de la región

El Instituto de Cardiología, cuando empezaba a desmantelarse.
El Instituto de Cardiología, cuando empezaba a desmantelarse. Carlos Rosillo (EL PAÍS)

El cierre exprés del Instituto de Cardiología, un pequeño hospital especializado de la red pública madrileña, ha dejado por el camino a decenas de trabajadores en la calle y a más de un centenar, los que tienen plaza y deben ser recolocados, sin nada que hacer durante cerca de dos meses. Mientras tanto, la Consejería de Sanidad ha seguido pagando sus nóminas, un gasto que asciende a unos 500.000 euros, según cálculos del presidente del comité de empresa, José Antonio Rivera. La Consejería no ha hecho ningún comentario a este diario. Las 38 camas de hospitalización del centro llevan cerradas desde el 1 de diciembre. El viernes anterior se dio de alta a los últimos pacientes que quedaban. Las consultas con los especialistas cerraron el 14 de diciembre.

Sin embargo, no fue hasta ayer, 4 de febrero, cuando los trabajadores empezaron a incorporarse a sus nuevos destinos. Los médicos aún no tienen destino, según Rivera. En algunos casos, por tanto, han sido dos meses sin tareas; en otros, mes y medio. Cuando este diario visitó el hospital, el 2 de diciembre pasado, el personal de hospitalización se dedicaba a empaquetar material, pese a que nadie les había dado órdenes para que lo hicieran. Una comunicación oficial del gerente indicaba que el quirófano dejaba de operar el 10 de diciembre. El servicio de rehabilitación cardíaca ya había dejado de atender a los pacientes que acudían en turno de tarde, unos 70.

Más información

El Instituto de Cardiología ha sido la primera víctima de los recortes sanitarios en el Presupuesto regional para 2013. El año pasado tenía asignados 8,7 millones de euros. Este año, cero. Su partida presupuestaria, la 772, ha desaparecido. Los trabajadores se enteraron de que Sanidad pensaba cerrar el hospital el 2 de noviembre mediante una carta del gerente. En apenas mes y medio, el centro, con 65 años de historia, ya estaba desmantelado. El hospital hizo 2.400 intervenciones quirúrgicas en 2011, según la memoria del centro. Atendió también más de 10.400 consultas y realizó casi 6.000 ecografías cardíacas con una lista de espera de un mes, frente a los ocho meses que se tarda en otros centros, según fuentes del centro.

El cierre del Instituto de Cardiología nunca se anunció oficialmente y no figura entre las medidas del Plan de Sostenibilidad del Gobierno regional. La Consejería de Sanidad modificó la web oficial para eliminar la palabra hospital de todos los textos y sustituirla por centro el mismo día en que este diario publicó que la Comunidad de Madrid cerraba, por primera vez desde que gobierna el PP, un hospital público. Los trabajadores que ya conocen su destino se recolocarán en varios centros de la región. El equipamiento y el material, de momento, siguen en el edificio.

Sobre la firma

Elena G. Sevillano

Es corresponsal de EL PAÍS en Alemania. Antes se ocupó de la información judicial y económica y formó parte del equipo de Investigación. Como especialista en sanidad, siguió la crisis del coronavirus y coescribió el libro Estado de Alarma (Península, 2020). Es licenciada en Traducción y en Periodismo por la UPF y máster de Periodismo UAM/El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción