Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Afluentes' analiza la década dorada del arte gallego

El proyecto expositivo de Novacaixagalicia presenta en Vigo una selección de artistas figurativos de los ochenta

Una de las obras de Menchu Lamas que se puede admirar en la exposición.
Una de las obras de Menchu Lamas que se puede admirar en la exposición.

Los nombres más representativos del arte en la década de los ochenta, considerada fundamental para la plástica gallega, se reúnen en la exposición Dibujando un mapa. Afluentes de la figuración en los años 80 en Galicia. Piezas de Francisco Leiro, Din Matamoro, Menchu Lamas, Manuel Vilariño y Jorge Barbi estarán presentes entre la veintena de artistas representados en una muestra que da continuidad al proyecto Afluentes. Se trata de tres exposiciones, acompañadas por otros tantos catálogos, que pretenden ofrecer una panorámica del arte figurativo en Galicia desde los años setenta hasta la actualidad. La primera de las muestras se abrió a finales de 2012 en Ferrol y próximamente se trasladará a Lugo y Pontevedra. La segunda se presenta hoy viernes en el Centro Cultural Novacaixagalicia de Vigo y, posteriormente, viajará a Ferrol y Santiago. En julio se inaugurará en A Coruña la última exposición, que analizará el arte figurativo desde 1994 hasta la actualidad, y que también podrá verse en Ferrol y Ourense.

Mónica Maneiro, una de las comisarias del proyecto, explica que esta segunda muestra de Afluentes funciona como “un visor de lo sucedido en la plástica gallega en un momento de eclosión de las prácticas artísticas propias de la contemporaneidad”. La exposición abarca un período especialmente interesante para el arte en Galicia, ya que arranca con el nacimiento del movimiento Atlántica (fundamental para renovar la plástica gallega) y se extiende hasta el nacimiento del CGAC en 1993, “la primera institución nacida con las intención plena de convertirse en plataforma de difusión de las nuevas prácticas en Galicia”, indica Maneiro.

Según apunta la comisaria, en la muestra conviven “el expresionismo de la pintura de los ochenta con las propuestas pop, con una fotografía que se abre paso como medio que cobrará importancia en la década siguiente y con búsquedas que tienen que ver con el diálogo de los lenguajes que, en definitiva, será la característica más clara del arte contemporáneo en las últimas décadas”. Maneiro destaca, además, que la década de los 80 es la primera vez en la historia en la que “Galicia se posiciona como un territorio capaz de generar una actividad artística que no se acompleja ante el exterior, recogiendo la herencia de la plástica gallega anterior y provocando la aparición de nuevos discursos artísticos”.

Además de los nombres ya citados y de la presencia de muchos de los artistas presentes en Atlántica, la exposición reúne obras de creadores menos conocidos por el público pero que también representaron un papel importante en la evolución de la plástica gallega. Muchos de ellos siguen trabajando en nuestros días e integran una de las generaciones más importantes del arte gallego a lo largo de la historia. Los artistas que participan en esta segunda exposición de Afluentes son Darío Basso, Guillermo Aymerich, Jorge Barbi, Vari Caramés, Tono Carbajo, Bosco Caride, Ángel Cerviño, Xosé Freixanes, Roberto González Fernández, Menchu Lamas, Francisco Leiro, Din Matamoro, Guillermo Monroy, Antón Patiño, Pamen Pereira, Issac Pérez Vicente, Armindo Salgueiro, Xesús Vázquez, Manuel Vilariño.

Angel Calvo, otro de los comisarios del proyecto, destaca la presencia de artistas como Din Matamoro, Tono Carbajo, Manuel Vilariño o Isaac Pérez Vicente que “partiendo de una línea cercana a Atlántica, sabrán despegar y crecer de manera independiente. Generaron carreras tan dispares que parece difícil situar un punto de partida en común”. Calvo agradece especialmente la colaboración de los artistas, ya que ello ha permitido facilitar mucho el trabajo a los responsables del proyecto a la hora de seleccionar las obras que finalmente forman parte de la exposición.

Respecto a la próxima y última entrega del proyecto Afluentes, que llegará en junio, Calvo explica que se presentarán los trabajos de los artistas que comenzaron a trabajar a mediados de los 90 junto a los de otros que hace menos tiempo que iniciaron su actividad. “Es importante mostrar la cara actual del arte en Galicia e incluso poner en contacto a las diferentes generaciones. Queda mucho trabajo por hacer”, añade.

 

.