Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez imputa a un dirigente histórico de CiU por recibir dinero del Palau

La Generalitat cifra en 3,6 millones los pagos irregulares del Consorcio

El exdiputado de CiU Jaume Camps.
El exdiputado de CiU Jaume Camps.

El juez del caso Palau ha citado a declarar como imputado a Jaume Camps, un histórico dirigente de Convergència i Unió (CiU) que recibió, presuntamente, pagos del Palau de la Música. El nombre de Camps, que fue diputado en el Parlamento catalán hasta 2003, figura en unas notas manuscritas halladas en el coliseo modernista. Los documentos fueron entregados en 2010 al juez y a la comisión parlamentaria que investigó la derivada política del saqueo. CiU y el PSC, sin embargo, se negaron a que Camps compareciese para dar explicaciones.

En una de esas anotaciones está escrito: “Jaume Camps. Pago 105.000. Ferrovial”. Y, justo debajo, aparece la palabra “autopista”. Los investigadores consideran que las aportaciones en concepto de mecenazgo de la empresa constructora al Palau iban a parar, en realidad, a las arcas de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) como contraprestación por la adjudicación de obras públicas —la línea 9 del metro, la Ciudad de la Justicia, un polideportivo en Sant Cugat...— bajo el Gobierno de Jordi Pujol. El expresidente del Palau Fèlix Millet y su mano derecha, Jordi Montull, ejercían supuestamente como intermediarios de esos pagos y recibían por ello una comisión.

Los documentos fueron entregados en 2010 al juez y a la comisión parlamentaria que investigó la derivada política del saqueo

A propuesta del fiscal anticorrupción Emilio Sánchez Ulled, el juez Josep Maria Pijuan tomará declaración el próximo 19 de febrero a Camps, que está apartado de la política desde hace años y actualmente ejerce como abogado en Barcelona.

Una de las notas que vinculan a Camps con los pagos del Palau. ampliar foto
Una de las notas que vinculan a Camps con los pagos del Palau.

Otros escritos encontrados en el Palau vinculan a Camps con el cobro de comisiones. Un documento mecanografiado que data del 12 de febrero de 2003 recoge una “propuesta de pago de marzo a octubre de 2003”, con unas cantidades variables mes a mes. La anotación correspondiente a marzo aparece con la expresión pagat [pagado] vinculada a un importe de 10 millones de pesetas [60.000 euros]. De ese dinero, se indica, más de la mitad corresponden a “J. Camps” y el resto, a Carles Torrent, que fue tesorero de Convergència hasta su muerte, en 2005. Le sucedió en el cargo Daniel Osácar, uno de los imputados en el caso por ayudar a desviar el dinero del Palau al partido nacionalista.

El fiscal ha basado su petición, además, en las distintas reuniones que mantuvieron Millet y Camps. Así figura en la agenda personal del expresidente del Palau que, en su día, fue puesta a disposición del juzgado. “Jaume Camps. Lunes 24/3”, aparece en una de esas anotaciones. En la agenda de Millet que corresponde a la semana del 24 al 29 de marzo de 2003 aparece otra cita para las 11.00 del lunes con “J. Camps”.

El juez Josep Maria Pijuan tomará declaración el próximo 19 de febrero a Camps, apartado de la política y que ahora ejerce como abogado en Barcelona

El exdiputado de CiU fue salpicado en el caso Grand Tibidabo, en 1999, tras haber ingresado 163,4 millones procedentes del Grupo Torras. Su imputación es, probablemente, la última de la instrucción del Palau y estrecha aún más el cerco sobre Convergència, que tiene su sede central de Barcelona embargada como aval para hacer frente a una fianza de 3,2 millones. Según el juez y el fiscal, el partido de Artur Mas se benefició en esa cantidad del saqueo del Palau de la Música perpetrado por Millet y Montull. El dinero llegó a CDC por dos vías: las entregas opacas de dinero en efectivo y las aportaciones a la Fundación Trias Fargas (ahora Catdem), afín a Convergència.

La instrucción del caso toca a su fin. La Intervención General de la Generalitat ha remitido al juzgado su informe definitivo sobre los pagos indebidos del Consorcio del Palau de la Música en la etapa de Millet. Las cantidades pagadas “incorrectamente” dado que “no han estado destinadas a finalidades del Consorcio”, según el informe, ascienden a 3,6 millones de euros. El organismo no ha podido acreditar el destino de la mayor parte de ese dinero (2,8 millones). El resto de cantidades corresponden a la contratación de obras, bienes y servicios para domicilios particulares de Millet (677.000 euros) y Montull (157.000). La cifra global del saqueo de la entidad musical asciende a 23 millones.

Más información