Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unió reta a Mas a revisar los pactos de federación tras las críticas a Duran

La federación de CDC en Barcelona culpa al democristiano del mal resultado de CiU

El presidente evita defender al líder de Unió pero lamenta el momento escogido para criticarlo

El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, en una imagen de archivo.
El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, en una imagen de archivo. EFE

Lo que parecía un rifirrafe mediático entre las federaciones locales de Unió y Convergència ha acabado en una polémica entre los dos partidos que amenaza con resquebrajar la federación a pocas horas de votarse la declaración soberanista del Parlament. Unió ha retado a Convergència a revisar los pactos de federación después que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, no defendiera al líder democristiano de las críticas de la federación barcelonesa de CDC.

El Comitè Territorial de Barcelona de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) aprobó ayer por la noche por unanimidad una declaración en la que denuncia la postura de  Duran respecto al proceso soberanista. "El malestar que han provocado sus declaraciones tanto en CDC como en importantes sectores de la sociedad catalana se añaden a las críticas que provocaron sus declaraciones durante la campaña del 25-N, que contribuyeron a la perdida de apoyos electorales", reza la declaración. El texto también recoge: "Las posiciones políticas de Duran Lleida afectan la cohesión interna y perjudican la imagen de la federación de CiU". "El documento es duro pero muy claro. Intenta reflejar el sentimiento de buena parte de la militancia y simpatizantes de Convergència", detalló esta mañana Jordi Martí, presidente de la Federación de Barcelona de CDC, en declaraciones a RAC-1

El documento ha encendido los ánimos en Unió. Los democristianos, tras una mañana ajetreada de contactos entre sus dirigentes, optaron por esperar a la reacción de Mas, que comparecía al mediodía. Esperaban que Mas defendiera públicamente a Duran y censurara la declaración de la federación local de CDC. El presidente reprochó la actitud a la dirección barcelonesa del partido por el momento escogido para las críticas, pero en todo momento evitó salir en defensa de Duran. "Debemos dejar de lado lo que no es fundamental. Todo el mundo en algún momento debe renunciar a alguna cosa que le gustaría que fuese diferente. Esto vale por todo el mundo", ha avisado Mas. 

Unió, que hasta las palabras del presidente y líder de CiU había optada por una respuesta de su federación local en Barcelona, ha decidido elevar el rifirrafe a un reto. En un comunicado emitido por el secretario general de Unió, Josep Maria Pelegrí, el partido reta a revisar los pactos de federación entre los democristianos y Convergència. "Es una declaración doblemente irresponsable: por lo que supone de negación de la identidad propia de los partidos que integran la federación y porque es un ejemplo paradójico de desviar la responsabilidad propia del que no ha sido un buen resultado electoral. Si no les gusta la federación, que planteen a los órganos competentes de su partido la denuncia del acuerdo de federación". Pelegrí hace acuse de recibo de las palabras de Mas pero avisa que las palabras de la sectorial barcelonesa de CDC "se tratarán internamente en los organismos de CiU".

Duran Lleida se encuentra de viaje en Chile como presidente de la comisión de exteriores del Congreso. El secretario general de CiU y líder de UDC afirmó tras las elecciones que le "duele que no haya la más mínima autocrítica" en su formación después de unos resultados electorales en Cataluña en los que interpreta que han dejado "huérfanos" a muchos catalanistas no independentistas.