Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Hacia el final de eta

Detenidos tres jóvenes condenados por el Supremo por integración en Segi

Los jóvenes habían anunciado hace días su intención de esconderse tras confirmar el tribunal su condena a más de seis años por integración en una organización terrorista

Un momento de la manifestación que ha recorrido San Sebastián en apoyo de los cinco jóvenes condenados por el Supremo por pertenecer a Segi.
Un momento de la manifestación que ha recorrido San Sebastián en apoyo de los cinco jóvenes condenados por el Supremo por pertenecer a Segi. efe

Tres jóvenes sobre los que pesaba una orden de búsqueda tras haber confirmado el pasado diciembre el Tribunal Supremo la condena que les impuso hace un año la Audiencia Nacional por pertenencia a la ilegalizada Segi han sido detenidos esta tarde en San Sebastián.

Los arrestados son Xabier Lujanbio, Maitane Linazasoro y Arkaitz Anza. Después de que el Supremo convirtiese en firme su condena, los tres anunciaron hace dos semanas a través de un vídeo su intención de esconderse para no ingresar en prisión y mantener su "labor política", por lo que la Audiencia Nacional ordenó su busca y captura.

Pese a ese anuncio los tres jóvenes, todos de 26 años, se han encadenado en torno a las 14.30 a los barrotes del céntrico hotel donostiarra María Cristina tras el final de una manifestación convocada en la capital guipuzcoana en su apoyo y el de otros dos condenados en la misma causa. Agentes de la Ertzaintza les han desencadenado y detenido tras comprobar sus identidades.

Los tres arrestados fueron condenados en enero de 2012 por la Audiencia Nacional junto a otros tres jóvenes de Rentería (Gipuzkoa) por integración en organización terrorista por su labor en Segi, la formación juvenil ilegalizada en su día por actuar como la cantera de ETA y que anunció su disolución en junio pasado. La Audiencia consideró que Lujanbio se dedicaba a labores de captación y adoctrinamiento, Linazasoro era la tesorera de Segi en dicha localidad y Antza participaba de forma activa en la organización, a la que se había incorporado sabiendo que había sido declarada ilegal por su vinculación con la banda terrorista.

Otros 11 jóvenes juzgados fueron absueltos al considerar que eran miembros o simpatizantes de Segi en 2008, cuando se produjeron sus detenciones, pero no había quedado acreditado que realizaran actividades en su seno. El Supremo ratificó en diciembre pasado cinco de las seis condenas, entre ellas las de los tres arrestados hoy.

En la manifestación, cerca de un millar de personas, entre ellas varios dirigentes de la izquierda abertzale, han recorrido las principales calles de San Sebastián bajo el lema en euskera "Por una juventud vasca libre y legal". La marcha había sido convocada por el movimiento Eleak y había recibido diversas adhesiones, entre ellas la del alcalde donostiarra, Juan Karlos Izagirre, de Bildu.