Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clases para salir de España

La Universidad de Alcalá de Henares imparte un taller para enseñar a alumnos y profesionales las claves para lograr encontrar un empleo en los mercados de Alemania, Brasil o China

Estudiantes en la Universidad de Alcalá de Henares.
Estudiantes en la Universidad de Alcalá de Henares.

Él tampoco se lo habría creído hace 25 años, en mitad de su licenciatura de Derecho y con la cabeza puesta en ejercer la abogacía. A sus 42 años, Raúl Ramírez gestiona el mercado de 25 países como director general de Operaciones de Springfield, Grupo Cortefiel. Lo cuenta tal cual al teléfono: “Si me hubieran dicho entonces cuál era mi futuro, me habría reído”. Ha pasado gran parte de su vida viajando, como cree que le tocará hacer muchos de los alumnos que encaran ahora sus últimos años de carrera en España, y también los que acaban de salir de la facultad. “Para un estudiante español, el mercado tiene que ser mundial, porque ya no es fácil que encuentre un trabajo debajo de su casa”, explica.

Ramírez participará el próximo marzo en el curso Claves y oportunidades para el empleo en el extranjero, un taller pionero organizado por la Universidad de Alcalá (UAH) que pretende transmitir a los participantes justo eso: qué conocimientos deben dominar para ser capaces de buscarse las habichuelas fuera de España, donde el paro de los titulados universitarios dobla la media registrada en la Unión Europea.

"¿Terminaré el curso con puesto de trabajo?"

La cuestión se repite entre la mayoría de los que llaman para interesarse por el curso de la UAH. “¿Terminaré con un puesto de trabajo?”, preguntan. Julia de Miguel, una de las coordinadoras de la iniciativa, les responde que no hay nada seguro, pero que tampoco es imposible. “Las empresas nos dicen que les cuesta trabajo encontrar gente competente, ellas también están interesadas en mejorar su búsqueda”, añade. El curso ofrece entrar en las bolsas de trabajo de algunas de las firmas participantes. “Tenemos cuatro procesos de selección abiertos; si los currículos corresponden a lo que necesitamos, claro que entrarán en ellos”, explica Raúl Ramírez, director general de Operaciones de Springfield y ponente del taller, que da un consejo a los jóvenes que se plantean trabajar fuera: “Les recomendaría que visitaran el país que le interesa durante sus vacaciones, que se busquen algún empleo de verano allí y que empiecen a hacer contactos para su futuro profesional desde la facultad”.

Más de 27.000 españoles hicieron la maleta entre enero y marzo del año pasado, según cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE). Es el doble de la cantidad recogida en el mismo periodo de 2011. Se marcharon sobre todo profesionales de 28 a 45 años. “Hay gente que se aprovecha de los que se van y otros que salen fuera sin una preparación previa”, señala Enrique Martínez, uno de los coordinadores del curso. “Queremos que los participantes de este taller conozcan los procesos de selección de otros países y estén bien orientados para enfrentarse a ellos”, añade. El curso se centrará en tres países con amplia oferta de todo tipo de empleos: Alemania, Brasil y China. Participarán 20 ponentes de universidades públicas y de empresas privadas con experiencia externa. “Si se apunta un médico, por ejemplo, queremos que salga del curso sabiendo qué países podrían demandar su formación y en qué tipo de puestos tendría oportunidades: desde doctor a gerente de un hospital”, explica Martínez.

Durante las dos primeras semanas, cada participante elaborará un borrador de su plan de trabajo. En la última, se ajustarán los currículos a las demandas de los distintos países y se darán pautas con la ayuda que brindará una agencia de empleo en el extranjero.

Los ajustes presupuestarios que ha asumido la UAH, como el resto de campus públicos, han provocado que el curso esté casi autofinanciado. La mayoría de los ponentes ofrecerán las charlas gratis. Los alumnos pagarán 750 euros por tres semanas, el precio oficial para 15 créditos tras la subida de tasas aprobada en julio. “Es un esfuerzo grande para los estudiantes y no comparto que la educación superior haya subido las tasas, pero no podemos elegir”, explica José María Espinar, catedrático de Derecho Internacional Privado de la UAH y codirector del curso. El perfil que buscan para esta primera experiencia, que dispone de 30 plazas, es bastante amplio. Está abierto a estudiantes de último curso de universidad, a alumnos de Formación Profesional y a profesionales que ya estén en el mercado. El decano augura más cursos en el futuro: “Este es el primero y es más genérico, pero más adelante queremos organizar otros más específicos, por sectores o por áreas geográficas más definidas”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram