Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un testigo asegura que en Emarsa se archivaron facturas sin ser visadas

El ex director financiero dice que "de la noche a la mañana" se apartaron recibos no registrados

El exjefe de contabilidad de la Entidad Metropolitana de Aguas Residuales (Emarsa), Martín Santos, ha afirmado en su declaración como testigo ante el juez que "de la noche a la mañana", "en cuando ya se estaba en si se liquidaba o no se liquidaba" la sociedad pública, se archivaron facturas en el departamento sin ser visadas.

Santos, quien también pertenece a la ejecutiva del PP del distrito de Abastos, se ha pronunciado en estos términos en su declaración ante el Juzgado de Instrucción número 15 de Valencia, encargado de investigar un agujero económico en la gestión de la depuradora de Pinedo, dentro del conocido como caso Emarsa.

Santos, quien entró a trabajar en Emarsa en 1999, ha manifestado que un día determinado, cuando se hablaba sobre la liquidación, una compañera le comentó que habían abierto unos armarios donde estaban los archivadores de facturas y que habían puesto todas, "que estaban hinchados y con equivocación de años y todo".

Seguidamente, ha explicado que fue a hablar con el ex director financiero de la entidad, Enrique Arnal, y le preguntó qué había pasado, y éste le contestó que no sabía nada. A esto le dijo: "De la noche a la mañana eso alguien lo tenía que poner porque las facturas no se ponen solas y no iban con un registro". Ante esta réplica, Arnal le pidió que las arreglaran, que se archivaran bien.

Al respecto, sobre el procedimiento de recepción de facturas, ha señalado que todas las facturas pasaban al departamento de contabilidad, y antes de contabilizarse se les ponía el cuño de registro en el que figuraba el número a donde iba asentado en el libro de entrada con su fecha correspondiente.

Una vez se había contabilizado la factura, ha indicado que se pasaba a Enrique Arnal, pero si éste tenía muchísimo trabajo, entonces les dejaba un cuño que ponía "conforme calidad precio", y se ponía el cuño. Seguidamente, Arnal estampaba su "visé" y en contabilidad se pasaba al archivo correspondiente por orden alfabético de proveedores.

Así, el testigo ha indicado que desconoce el nombre de algunas empresas por las que se le ha preguntado, y ha aseverado que en su etapa en Emarsa no había visto algunas facturas que se le estaban mostrando. En el reverso de algunas de ellas, figuraban unas anotaciones manuscritas, y Santos ha indicado que podían corresponder a Arnal.