Un Salón del Cómic con aires de ‘western’

El certamen celebrará en Barcelona su 31 edición del 11 al 14 de abril, entre homenajes a 'Superman', ‘Los Vengadores’ y el lejano Oeste

Cartel de la próxima edición del Salón del Cómic de Barcelona, obra de Alfonso Zapico.
Cartel de la próxima edición del Salón del Cómic de Barcelona, obra de Alfonso Zapico.

El Salón Internacional del Cómic de Barcelona volverá a inaugurar este 2013 la primavera cultural del año, ofreciendo una batería de exposiciones, conferencias, talleres y mesas redondas durante cuatro días de homenaje concentrado en el mundo de la viñeta. La 31 edición del certamen abrirá sus puertas del 11 al 14 de abril, con la intención de despertar la curiosidad “tanto del gran público como de los aficionados”, asegura su director Carles Santamaría. Entre los invitados de este año se encuentran los ilustradores Guy Deslisle (Crónicas de Jerusalén), Liniers (Macanudo) , Lorena Canottiere (Personitas) y Manu Larcenet (Bola de grasa), aunque la lista está aún por confirmar. Uno de los ejes temáticos del certamen será un homenaje a la presencia en el cómic del Western, un género “que está reviviendo tanto el cine –con producciones como Djando desencadenado, el último film de Quentin Tarantino- como en televisión, con series de reposiciones”, como enfatiza Toni Guiral, estudioso del cómic y comisario general de la muestra.

Por un puñado de cómics será el epígrafe de la exposición central, que contará con una cuidada escenografía inspirada en la atmósfera característica del lejano Oeste. Dividida en aspectos temáticos, la exposición reunirá más de cien originales que atestiguan la íntima relación del género con el formato cómic, con ejemplares que abarcan desde el Blueberry de Jean-Michel Charlier, Durango de Yves Swolfs o las míticas aventuras del Lucky Luke de Morris, que como el western Tex sobrevivió de largo a su autor. La aportación española al cómic del Oeste también se tendrá en cuenta, con series como Sunday de Víctor Mora y Victor de la Fuente, o Gringo de Manuel Medina y Carlos Giménez.

Otro mito que está en plena forma, pese a cumplir este año su 75 aniversario, es el Superman de Jerry Siegel y Joe Susher. Este icono de la cultura pop norteamericana tendrá una merecida retrospectiva en el Salón, con una exhibición que repasará su vida y aventuras, plasmados durante estos años por el lápiz de un gran elenco de autores. La Patrulla-X y Los Vengadores, por otro lado, verán celebrado su medio siglo de existencia con una muestra conjunta que reunirá más de 50 originales. A parte de estos tres homenajes retrospectivos, el Salón dedica sendas exhibiciones a los ganadores del certamen de 2012. Una estará dedicada a la dilatada trayectoria de José Ortiz, “un historietista excepcional, de los mejores dibujantes realistas vivos”, como lo calificó Guirat. Los otros ganadores fueron José Domingo con las Aventuras de un oficinista japonés, Lola Lorente con su Sangre de mi sangre, y el fanzine Usted, iniciativa del ilustrador Esteban Hernández.

El Salón extiende además su colaboración con el Departamento de Educación de la Generalitat para apostar por talleres didácticos para los más jóvenes, usando el cómic como herramienta pedagógica. También continuará con su tarea de bisagra entre nuevos talentos y editores nacionales y extranjeros, invitando a algunos de éstos últimos. Entre los cambios respecto a las últimas ediciones se encuentra un aumento del precio de la entrada, que pasa de 6 a 7 euros (de 4 a 5 la entrada reducida), una medida espoleada por la subida del IVA en Cultura. Pese a las dificultades económicas, Santamaría se muestra optimista respecto a la futura respuesta del público (100.000 visitantes en la pasada edición): “el cómic despierta más interés que nunca porque es una de las partes más dinámicas de la cultura popular, que no para de moverse: nunca habíamos tenido tanto cómic, tan variado y con tanta variedad de tendencias”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS