Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El colegio de Granada que cobró a los aspirantes a empleos devolverá el dinero

El centro privado asegura ahora que ha habido “mal entendimiento” tras las denuncias sindicales

El colegio privado María Nebrera de Granada, que cobró 190 euros a cada aspirante que quería participar en un proceso de selección para intentar lograr un puesto de trabajo en el centro, ha rectificado. Según ha anunciado, va a devolver el dinero en los próximos días a cada solicitante. Tras denuncias y apertura de expedientes, ahora cree que ha habido un “mal entendimiento” de las características del proceso.

Las críticas que ha generado el proceso de selección llegaron ayer hasta la Fiscalía. Los dos sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, presentaron un escrito en el ministerio público y solicitaron que se devolviera la cantidad requerida a cada aspirante. La entidad anunció ayer mismo que va a devolver este dinero, pero insiste en que “no se ha cobrado por echar un currículum” sino por participar en un proceso de selección que consta de cuatro pruebas. Dicho proceso, por cierto, ha quedado paralizado.

La empresa privada de enseñanza María Nebrera, que cuenta en la capital con una escuela infantil y prevé iniciar en breve la construcción de otro edificio educativo colindante, inició este proceso para seleccionar personal docente, de mantenimiento, informática y para el gabinete pedagógico. El futuro centro bilingüe se ubicará en la zona del Serrallo.

Aunque en la oferta se detallaba que la cantidad no se iba a devolver, finalmente la empresa ha rectificado. Desde que se hiciera pública la noticia, no han sido pocas las críticas que ha recibido el proceso de selección.

Educación, además, ha abierto un expediente informativo para dilucidar “la legalidad de los términos del anuncio”, ya que, según explicó el delegado Juan Antonio Aparicio, no se pueden establecer “criterios económicos discriminatorios” para el acceso al procedimiento de selección de un empleado.

Los responsables en Granada de CCOO y UGT, Ricardo Flores y Manuela Martínez, respectivamente, ven una “inmoralidad” que se pida a los trabajadores que paguen por el simple hecho de aspirar a un puesto de trabajo y creen “vergonzoso” este hecho que “vulnera la igualdad de acceso al empleo” y la normativa sobre colocación. Ni siquiera las agencias privadas, recordaron, cobran por su labor de intermediación a los demandantes. Lo que ha hecho el colegio María Nebrera “ha creado una alarma social al cobrar solo por tener la opción de ser contratado”, resaltaron ambos dirigentes. Asociaciones de consumidores también protestaron por el proceso.

El centro considera que todo ha sido fruto de un “malentendido” y lamenta que, pese al aluvión de críticas, ningún responsable de asociación o sindicato se haya puesto en contacto con ellos, según fuentes de la empresa seleccionadora que cita Europa Press. La empresa justificó inicialmente el pago de los 190 euros por parte de los aspirantes como método para destacar el interés de una persona en el puesto.

La empresa María Nebrera Ruiz, SA, ofertaba en total 90 puestos de trabajo. Se publicó en varios portales de empleo y, a partir de ahí, comenzaron las críticas aunque los aspirantes inscritos se contaban por cientos en poco tiempo. Pagar los 190 euros daba derecho al estudio del currículum y a la posibilidad de acceder a las pruebas de selección de un solo puesto, según constaba en la oferta.