Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Asamblea aprueba los presupuestos más austeros en una década

El PP saca adelante sus políticas con los 72 votos a favor de sus diputados y los 56 en contra de PSM (36), Izquierda Unida (12) y UPyD (8)

Los presupuestos de 2013, los más restrictivos en los últimos diez años y con unos recortes estimados en 1.424 millones para el próximo ejercicio, han sido aprobados a las 15.51 tras casi dos horas de votación con el apoyo de los 72 diputados del Partido Popular y los 56 en contra de PSM (36), Izquierda Unida (12) y UPyD (8). Los tres partidos presentaron enmiendas a la totalidad.

"Hoy es un día para olvidar, un día triste si los diputados de esta Cámara no lo remedian. ¿Cómo eliminar las enmiendas que convierten a miles de trabajadores públicos en trabajadores de segunda categoría?", ha criticado el diputado socialista Antonio Carmona. "Este articulado es un contrato mercantil para algunos pocos empresarios nacionales y extranjeros. Se abre la pista a que la sanidad privada pueda campar a sus anchas en esta comunidad", ha añadido. El capítulo final, la aprobación de la Ley de Medidas Fiscales o Administrativas o Ley de Acompañamiento, la que establece la privatización de la gestión de los seis hospitales y el 10% de los centros de salud, está prevista que se apruebe el jueves día 27 de diciembre.

"La realidad es la que es: los presupuestos son muy difíciles, enormemente difíciles, y hay que ajustarlos", ha justificado los recortes Pedro Muñoz Abrines por el Partido Popular, donde ya no aguardan los mil millones del sistema de financiación que el Estado no transfirió a la región. Una demanda que el Ejecutivo autonómico venía reclamando desde verano. “Gobernamos España y Madrid... Pero a veces no parecemos del mismo partido”, lamentaban distintos parlamentarios populares. A esos mil millones menos hay que añadir que el objetivo de déficit el año que viene será del 0,7% frente al 1,5% del ejercicio de 2012. Ocho décimas menos o, lo que es lo mismo... Unos 1.700 millones.

Los argumentos del PP no han convencido a la oposición. "Quien desprecia a la sociedad tiene un problema, escuchen a la gente, a sus alcaldes, a muchos de sus diputados... Negocien. Aparquen los despidos en el sector público, la privatización de la sanidad", ha intervenido Libertad Martínez, de Izquierda Unida.

"Esta ley nos condenan a ser un páramo económico durante décadas. Es una ley para la tartera, el puticlub y los desahucios. No hay un euro para desahuciados, pero sí para casinos, Metrovacesa y Capio", ha apostillado. “Van a aprobar estos presupuestos sí o sí... Estamos ante una parodia, parece que se negocia cuando no se negocia nada”, ha reprochado antes de la votación el portavoz de UpyD, Luis de Velasco. "Señores del PP, no están en el buen camino, les interesa hacer más amigos... Cuando hay gente de muy variada procedencia protestando en la calle es por algo", ha zanjado De Velasco. Para esta tarde hay prevista una manifestación que, como la de ayer, no cuenta con la autorización de la Delegación del Gobierno.

Después de día y medio de debate marcado por la crispación fuera y dentro del hemiciclo, las cuentas regionales para 2013 salieron adelante con la aceptación de tan solo 17 enmiendas parciales de las más de 2.900 que presentó la oposición (1.624 del PSM, 890 de IU y 470 de UPyD), y que en total mueven tres millones en un presupuesto que asciende a 17.048 millones. Millón y medio se destinará a las corporaciones locales para prestar servicios de atención a la discapacidad. Otro millón irá a la creación de un plan de ecoeficiencia energética en los edificios de la región.

La jornada en la Asamblea ha estado marcada por la tensión, principalmente entre las bancadas del PP y PSM. Los ánimos están especialmente encendidos, con los parlamentarios pendientes de una nueva manifestación contra las políticas del Gobierno a las puertas de la Asamblea a partir de las cuatro y media de la tarde, menos de 24 horas después de que miles de personas se concentraran ayer en la fachada principal del hemiciclo.

La Delegación del Gobierno, que ayer tuvo que desplazar unos 50 furgones con antidisturbios, no ha sido informada de la manifestación de hoy —lo mismo ocurrió ayer—, que tilda de "ilegal". La plataforma Avaaz ha presentado esta mañana 114.000 firmas en la Asamblea en contra de los planes de privatización de la sanidad del Ejecutivo autonómico. A su vez, trabajadores del Instituto de Adicciones del Ayuntamiento de Madrid están encerrados en la parroquia de San Carlos Borromeo, en Entrevías. El futuro de los 208 trabajadores, 95 interinos, está en el aire.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram