Adiós a Ramiro Muñoz, un historiador comprometido con Alicante

El profesor y miembro de la PIC fallece a los 65 años de un cáncer de estómago

El historiador Ramiro Muñoz ha fallecido este miércoles en Alicante a los 65 años de edad. Su vida fue la docencia y el compromiso cívico con partidos de izquierdos y plataformas ciudadanas. En pocas manifestaciones no estuvo presente, y no hubo reivindicación que no apoyara. Un fulminante cáncer de estómago acabó con su vida en pocos días. Este jueves a las 17.15 horas sus amigos le despedirán en una ceremonia civil en el tanatorio de La Siempreviva en Alicante.

Ramiro Muñoz nació en Zamora, pero su vida política y cívica la desarrolló en Alicante desde hace más de cuatro décadas. Su compromiso social y cívico fue una constante a lo largo de su vida. "Fue un defensor de la educación pública, de los derechos de los más desfavorecidos y una persona comprometida con todos", recuerda el historiador Armando Alberola.

Muñoz, catedrático de Historia en el instituto Babel, también compaginó su labor docente con la Universidad, donde fue profesor asociado en el departamento de Análisis Económico y Aplicado. Fue director de Instituto y como gestor cultural destacó su en etapa como responsable de exposiciones en el Instituto Juan Gil-Albert, cuando fue director Emilio Laparra. En política militó, como recuerda su buen amigo Manuel Alcaraz, en el Partido Comunista y luego en Nova Esquerra.

Ramiro Muñoz fue además uno de los fundadores de la PIC y miembro activo de la misma durante sus siete años de existencia. José María Perea, presidente de la PIC y sus compañeros le recordaban, mediante un comunicado, como "el mejor de nosotros. Por su buen juicio. Por su mesura en los gestos y firmeza en las convicciones. Por su arrolladora simpatía y buen humor. Por su humanidad y compañerismo, sobre todas las cosas".  Y confiesan que hace dos meses, tras el anuncio de Manolo Alcaraz de dejar tal responsabilidad de la PIC, pensaron en él como persona idónea, pero Ramiro Muñoz "no aceptó nuestra demanda, para dedicarse por entero a su vocación docente en los últimos meses de vida profesional activa; una voluntad que ahora, de repente y de forma tan inesperada como cruel, se ha visto truncada", se lamenta Perea.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS