Seis trabajadores son despedidos por la Generalitat pese a tener una oposición

Los destituidos acusaron al Consell de “arbitrario”

Se presentaron a una oposición pública convocada por la Generalitat y publicada en el Diari Oficial de la Comunidad Valenciana en mayo de 2008. La aprobaron. No solo eso: sacaron plaza. Se incorporaron a un organismo público en 2009 con la relativa tranquilidad que te procura un puesto fijo. Y el día 13 de este mes los despidieron “con los 15 días de preaviso, como en una empresa privada”. Este lunes, estos seis trabajadores con plaza fija expulsados exigieron una reunión con María José Català, consejera de Educación, Cultura y Deporte, para exponerle el “agravio” de esta “injusticia cometida”.

Son los primeros afectados por unos recortes que ya amenazan al sector más amarrado y seguro del tejido laboral. Las causas: la próxima extinción del Consell Valencià de l’Esport (CVE) por el Decreto Ley 7/12. Las consecuencias: una “reestructuración y racionalización” de la entidad. “De los alrededor de 80 trabajadores del centro solo nos han echado a nosotros”, explicaba Eva Paredes. “Y eso después de un plan de ajustes estricto que ha eliminado interinos, becarios y personal laboral”, aclara esta mujer que pertenece al "personal laboral fijo" de la institución.

El despido choca también con la Ley 3/2006 del CVE, vigente en el momento en que se presentaron al concurso. En esta se dice que “en el caso de supresión”, sus “bienes y derechos se adscribirán a la Generalitat”, es decir, que los empleados serían reubicados en otras dependencias de la Administración de acuerdo a su cargo. “No ha sido así con nosotros. Con el resto sí que ha pasado”, explica Paredes incrédula.

El despido se hace efectivo el día 31. “No se está aplicando el criterio de integración previsto ni se nos está dando ninguna posibilidad de someternos a un proceso de valoración de méritos”, explican en un comunicado que resume su caso. “Estos puestos, además, son indispensables, y si no los ocupamos nosotros se tendrá que trasladar o contratar a alguien”.

Los destituidos acusaron al Consell de “arbitrario” y recordaron que renunciaron a un trabajo anterior para gozar de una “seguridad y estabilidad”. Dos cualidades ahora fracturadas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción