Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC, PP y Ciutadans reprochan a De Gispert su discurso de corte soberanista

La oposición alerta ante la debilidad del futuro Gobierno de Artur Mas

El Partit dels Socialistes (PSC), el Partido Popular (PP) y Ciutadans han lamentado este mediodía el discurso de Núria de Gispert tras ser reelegida como presidenta del Parlament al tacharlo de “frentista” y poner el acento en la agenda soberanista. La democristiana ha sostenido que la manifestación de la última Diada certificó “la quiebra” la vía autonomista y ha apelado a que ha llegado el momento de que los catalanes decidan su futuro, atisben nuevos horizontes y ejerzan “(…) -ahora si- el recto camino de acceso al pleno dominio sobre la tierra”.

El socialista Pere Navarro ha reprochado a De Gispert su discurso “partidista” y “poco institucional” y que, a su juicio, ha reflejado solo el sentir de una parte de los 135 diputados. “Ha actuado más como portavoz de un partido que como presidenta de todos”, ha afirmado. La popular Alicia Sánchez-Camacho ha deplorado también el tono de De Gispert al recordar que ésta solo ha hecho hincapié en la hoja de ruta soberanista olvidándose de la crisis. “Piensa más en las cuestiones de futuro que en los problemas reales”, ha puntualizado. Y Albert Rivera, presidente de Ciutadans, se ha pronunciado también en el mismo sentido al defender que De Gispert había actuado casi como un altavoz del probable acuerdo entre CiU y Esquerra más que como presidenta de un Parlamento.

La oposición ha coincidido en señalar que esta nueva legislatura se abre con una extrema debilidad reflejada en las largas negociaciones entre CiU y ERC para firmar un pacto de legislatura todavía no firmado. Sánchez-Camacho ha afirmado que Mas está “secuestrado” por ERC y ha pedido que sea investido ya esta semana a riesgo de que el PP intente promover un gobierno de concentración para pactar las líneas básicas para salir de la crisis. Navarro ha apuntado a que todos los problemas no pueden aplazarse por la fecha de la consulta y el ecosocialista Joan Herrera ha avisado que el derecho a decidir no puede ser moneda de cambio para la constitución del futuro gobierno porque es una reivindicación transversal que implica a la mayoría de partidos, incluidos los socialistas, que lo llevan incorporado a su programa.

Herrera se ha felicitado por el hecho de que la Mesa del Parlament sea esta vez más plural al quedar representados cinco grupos parlamentarios en lugar de los tres de la última legislatura. Iniciativa y Esquerra estarán en este mandato en la Mesa a diferencia de Ciutadans que, pese a tener 9 escaños, se ha quedado fuera. Rivera ha denunciado un trato discriminatorio por parte del resto de partidos de la cámara, informa Alberto Fernández. Su grupo y la CUP, que integra el Grupo Mixto, se ha quedado sin representación. Rivera se ha remitido a ejemplos de la octava legislatura donde tanto ICV como ERC, respectivamente, obtuvieron entonces menos votos que ahora Ciutadans pero, aun así, consiguieron un representante en la Mesa. Por ello, ha revelado que todo su partido ha votado en blanco, no conforme con la falta de pluralidad, aunque sin “nada en contra de las personas que se han presentado”.

Iniciativa y Ciutadans formalizarán esta tarde la constitución de las comisiones de sanidad y las cajas de ahorro, que decayeron en la última legislatura.