Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

#madrid

El conflicto en la sanidad pública sigue dejando rastro en las redes con acierto desigual

De tiros y culatas. Los profesionales que prestan servicio en centros de salud y hospitales públicos de Madrid han culminado una nueva semana de movilizaciones contra el plan “externalizador” de la Comunidad con el marcador online de respaldo popular a favor. Y esta vez hay que atribuir parte del mérito a la factoría de campañas virales del PP de Madrid, que el miércoles consideró llegado el momento de contrarrestar en las redes sociales las “milongas” que la marea blanca arrastra con una etiqueta, #QueNoTeLíenConLaSanidad, pensada para desenmascarar manipulaciones y difundir argumentos. La idea triunfó masivamente, especialmente en el bando contrario, que acabó haciendo suyo el lema sumando más de 30.000 menciones en 24 horas. Morir de éxito lo llaman, una expresión que Esperanza Aguirre usó días antes en su blog para, desde la cómoda retaguardia, describir las amenazas que se ciernen sobre nuestro “sensacional” sistema de salud. A falta de cifras concluyentes, buenos son los prejuicios sobre esa supuesta ineficiencia intrínseca de la gestión pública que ella toleró durante sus años de mandato.

Paso al frente. Impulsado por afines y detractores y por el eco de los titulares que generó, Tomás Gómez tuvo ayer sus horas de trending topic al pedir abiertamente a Rubalcaba en el Consejo Territorial del PSOE que “ceda el testigo” al frente del partido a “personas con ideas nuevas”. Tras anteriores amagos, el líder de los socialistas madrileños se lanza al fin a cuestionar abiertamente la continuidad de su jefe. Vuelve el pulso. —@guiomardelser

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram