Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO prescinde de un dirigente salpicado por el caso de los ERE

La policía sostiene que Juan Antonio Florido recibió cuatro pólizas de la consultora Vitalia

El líder de CC OO en Andalucía, Francisco Carbonero. Ampliar foto
El líder de CC OO en Andalucía, Francisco Carbonero.

El sindicato Comisiones Obreras (CC OO) prescindió ayer de su dirigente Juan Antonio Florido, acusado por la policía en el caso de los ERE de haberse beneficiado de cuatro pólizas a través de la consultora Vitalia. La Federación de Industrias Textil-Piel, Químicas y Afinas (Fiteqa) apartó a Florido de su cargo como secretario de organización en la renovación de la comisión ejecutiva, después de más de ocho años como dirigente destacado en dicha federación. Durante la última década, Florido negoció la tramitación de numerosos expedientes con el ex director general de Trabajo Javier Guerrero, principal imputado del caso de los ERE.

El informe de la Policía Judicial en el que se detallaba cobros por parte de Florido de más de 259.000 euros como extrabajador de Hitasal fue recibido por la Fiscalía Anticorrupción y ahora está pendiente de ser investigado por parte de la juez Mercedes Alaya, de baja médica desde hace tres meses. Los agentes destacaban en su informe cómo Florido recibió pagos de cuatro pólizas diferentes a través de la consultora Vitalia, que acaparó el 60% de los ERE irregulares pagados con fondos de la Consejería de Empleo y que incluyeron intrusos (personas ajenas a las empresas beneficiadas) y comisiones muy superiores a la media del mercado.

La ejecutiva de Fiteqa que ha dirigido Enrique Fernández como secretario general junto a Florido ha evitado la transparencia en el asunto de los ERE, y en 2009 paralizó una investigación interna que buscaba aclarar las irregularidades en el caso, una iniciativa que provenía de la comisión ejecutiva de Málaga. La ejecutiva regional de la federación frenó la posibilidad de investigar las “prejubilaciones con fondos públicos” denunciadas, tal y como habían pedido los denunciantes, bajo amenaza de descabezar la cúpula malagueña. La renovación de cargos votada ayer incluye también el cambio de Enrique Fernández, que cesa al frente de la ejecutiva, al igual que Florido. CC OO tiene un límite de ocho años para que la misma persona ostente el cargo de secretario general, pero no así de secretario de organización, por lo que Florido podía haber permanecido en su puesto. Mientras, los cargos de las diferentes provincias eligieron ayer como sustituto de Fernández y nuevo secretario general de Fiteqa en Andalucía a José Hurtado, secretario provincial de Sevilla.

Sin embargo, Fiteqa ha dejado en su ejecutiva a la responsable hasta ahora de Salud Laboral, Agustina Gutiérrez. Esta dirigente permanecerá en la ejecutiva, pero Hurtado decidirá si concede un cargo a Gutiérrez, señalada por la Fiscalía de Sevilla en la denuncia interpuesta ante el Juzgado de Instrucción 16 por los gastos de parte de unas subvenciones. El ministerio público ha cuestionado las dietas, alojamientos y viajes entre Sevilla (donde trabaja) y Málaga (su ciudad de origen) en la denuncia por unas partidas concedidas por la Consejería de Empleo.

El sindicato tampoco prevé apartar de sus responsabilidades al secretario general de la federación de Industria, Enrique Jiménez, que está imputado en el caso de los ERE. CC OO prevé mantener en su puesto a Jiménez para otro mandato de cuatro años más. El sindicalista justificó por carta la inclusión de un intruso en el ERE de la empresa Calderinox.

CC OO está inmerso en un proceso de renovación de todas sus federaciones sectoriales. En algunas de ellas sus dirigentes están siendo relegados y en otras permanecen. La dirección regional del sindicato, con Francisco Carbonero a la cabeza, será ratificada a finales del próximo enero. Con un matiz: la imputación judicial del número dos y secretario de Organización y Finanzas, Miguel Ángel Soto, provocará un ligero adelanto de fechas al 21, 22 y 23 de enero.

El congreso estaba previsto que acabara el 24, pero ese día acude Soto a declarar ante el juez, imputado por malversación, prevaricación y un delito continuado de falsedad en documento oficial. Para evitar que las crónicas judiciales empañen la reelección prevista de Carbonero y su equipo, el congreso se adelantará un día, según avanzaron ayer fuentes del sindicato.[DE FITEQA]