Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
bilbao

El coste total de la Alhóndiga se sitúa por encima de los 100 millones

El Tribunal Vasco de Cuentas aprecia deficiencias en contratos relativos al proyecto

Cola de público en el atrio de la Alhóndinga de Bilbao. Ampliar foto
Cola de público en el atrio de la Alhóndinga de Bilbao.

El coste total para las arcas públicas de la Alhóndiga, el centro de ocio y cultura diseñado por Philippe Starck en pleno centro de Bilbao, superaba al final de 2010, siete meses después de su inauguración, los 100 millones de euros —incluido su entorno—. La cifra figura en el informe del Tribunal Vasco de Cuentas Públicas sobre el Ayuntamiento de Bilbao relativo a ese año, que incluye un apartado específico de fiscalización del centro cultural.

El Tribunal recuerda que a la fecha del informe —el pasado día 8— está aún pendiente la liquidación final de las obras, por lo que no se puede aún determinar el coste total de su construcción. El coste total de la puesta en marcha del Guggenheim Bilbao supuso en su día —incluyendo las aportaciones a la Fundación norteamericana y la compra de obras de arte— 166,5 millones de euros (27.705 millones de pesetas), según la fiscalización que en su momento realizó el mismo Tribunal.

El coste de la Alhóndiga incluye los gastos de la sociedad mercantil creada con capital íntegramente del Ayuntamiento de Bilbao para construir y explotar el centro como los del propio consistorio. Dicha mercantil encomendó en 2005 a la sociedad interinstitucional Bilbao Ría 2000 gestionar las obras de construcción que entonces restaban, encomienda que el Tribunal considera ahora que “carece de cobertura legal”.

A ello añade que el convenio firmado en junio de 2005 entre la mercantil propiedad del Ayuntamiento y Bilbao Ría 2000 fijaba el coste estimado de las obras en 39 millones, sin que se pueda determinar “a qué conceptos corresponde la diferencia” hasta los 67,1 millones facturados por Bilbao Ría 2000 a fecha 31 de diciembre de 2010 en concepto de ejecución de obra.

El centro cultural bilbaíno supera este año los cinco millones de usuarios

El Ayuntamiento replica en sus alegaciones que la enconmienda no se ve afectada por la Ley de Contratos del Sector Público y que la valoración inicial fue muy previa y en la evolución de los costes se procedió como fijaba el convenio.

El órgano auditor aprecia además diferentes deficiencias en contratos ligados al centro adjudicados tanto por el consistorio como por su mercantil o Bilbao Ría 2000. El importe de adjudicación de estos contratos supera en conjunto los 60 millones. El consistorio alega en su descargo en la mayoría de casos, ofreciendo distintas argumentaciones legales.

Precisamente ayer el Ayuntamiento de Bilbao aprobó en pleno, solo con los votos del PNV, una ampliación de capital de 1,8 millones para liquidar las obras pendientes de la Alhóndiga. El concejal de Obras y Servicios, José Luis Sabas, que cifró en 67,7 millones la construcción del centro, consideró “un éxito” el equipamiento, que en lo que va de año ha tenido más de cinco millones de usuarios.

La Alhóndiga contará el próximo año con 5,65 millones de presupuesto. El ejercicio 2010, el fiscalizado por el Tribunal y su primer año, no completo, de funcionamiento, cerró con 3,4 millones de pérdidas.