Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejecutivo de Mas anuncia recortes por casi 4.000 millones para 2013

La Generalitat se fija un techo de gasto de 20.000 millones de euros

El consejero de Economía Andreu Mas-Colell, a la izquierda, junto al portavoz del Gobierno, Francesc Homs.
El consejero de Economía Andreu Mas-Colell, a la izquierda, junto al portavoz del Gobierno, Francesc Homs.

El Gobierno que se configure en las próximas semanas se enfrentará a otro año más de duras medidas de austeridad. Al menos ese es el propósito del actual Ejecutivo en funciones, que ha estimado que en 2013 deberá sacar de nuevo las tijeras para rebajar el gasto no financiero de la Generalitat en 3.942 millones de euros, según explicaron fuentes del Gobierno de Artur Mas. Ese ajuste —que podría hacerse mediante nuevos recortes o creando nuevos tributos— obedece a la decisión del Gobierno central de que las comunidades rebajen su déficit hasta el 0,7% del Producto Interior Bruto (PIB).

Con la incógnita de si la Generalitat podrá cerrar el año con un déficit del 1,5%, la tarea de dar otro salto para llegar al 0,7% en 2013 se presenta ardua. Sobre todo porque a ese nuevo objetivo de déficit, discutido por el consejero de Economía en funciones Andreu Mas-Colell, habrá que llegar en un contexto de recesión —y por tanto, de caída de ingresos tributarios— y después de que el Gobierno de Mariano Rajoy haya llevado al Congreso un proyecto de Presupuestos que prevén una caída drástica de las transferencias a las comunidades por su participación en los impuestos estatales a través del Fondo de Suficiencia Global. Cataluña recibirá 809,2 millones de euros, el 53,8% menos que este año.

“De la propia lectura de los Presupuestos Generales del Estado, de los que dependemos, por mucho que nos pese, la situación va a ser que, por lo mínimo, deberemos asumir la suma de recortes de 2011 y de 2012”, aseguró el portavoz en funciones, Francesc Homs, quien reiteraba así que la austeridad será un principio sagrado para el próximo Gobierno.

Los ajustes de ambos años, en realidad, han sido superiores —sobre el papel, 7.258 millones—, pero eso no debe ser ningún consuelo para los responsables del departamento de Economía, que ya han fijado un techo de gasto para el año que viene: en lugar de los 23.942 millones de euros de gasto no financiero de 2012, solo podrán disponer de 20.000 millones. Una de las medidas para lograr más ingresos podría ser la Euroviñeta, un peaje para el transporte de mercancías, que propone el líder de ERC, Oriol Junqueras, y que a Homs le pareció “razonable”. Esa medida, según los republicanos, permitiría recaudar 500 millones de euros.

Sin embargo, como ha sucedido este año, hay una partida de la que el Ejecutivo de Mas no podrá recortar por ley. Se trata de los vencimientos bancarios. El portavoz del Ejecutivo en funciones avanzó ayer que solo los intereses de la deuda ascenderán a 2.300 millones de euros en 2013, frente a los 1.999 millones de este año. Esa cifra es superior a la que disponen muchos departamentos para sus políticas. La Generalitat, por ejemplo, cuenta con menos dinero para protección social, apoyo a las empresas o seguridad.