Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herrera pide evitar caer en el dilema de “país o izquierda”

El líder de ICV denuncia que “la Ítaca de Mas es la del 1%”

En política, el escenario también es el mensaje. Y el escogido ayer por Iniciativa per Catalunya para acoger su mitin central —la renovada fábrica de Fabra i Coats en el distrito barcelonés de Sant Andreu— simboliza lo que las filas ecosocialistas han querido transmitir en campaña. La unión de los trabajadores, la conquista de derechos, la construcción del tejido social... Ante unas 700 personas, el candidato Joan Herrera intentó una vez más erigirse como la verdadera garantía de oposición. “No queremos escoger entre país e izquierda. Queremos un país de izquierda”, dijo.

En el mitin participaron los cabezas de lista por las demarcaciones —Marc Vidal por Girona; Hortènsia Grau, Tarragona, y Sara Vilà, Lleida— así como los números 2, 3, 8 y 13 por Barcelona: Dolors Camats, Joan Mena, Lorena Vicioso y Pau Planelles. Joan Saura, exconsejero de Interior durante el tripartito, estaba en el público. La música también hizo parte del relato electoral de ICV-EUiA, y por eso las intervenciones se fueron intercalando con interpretaciones de una de las bandas de música de escuelas municipales que “sufren recortes”.

“Nos hemos sentido muy solos en el Parlament, pero muy acompañados por los movimientos sociales en la calle”, dijo Herrera, que una vez más pidió que la movilización de la pasada huelga general se vea reflejada en las urnas el domingo. ICV quiere erigirse como el líder de una nueva izquierda “que no esté supeditada ni a \[Artur \]Mas ni a Madrid”.

Herrera empleó gran parte de su discurso en criticar la “insensibilidad hacia el sufrimiento de CiU” y que no dudó en personalizarla en la figura del presidente de la Generalitat. “El señor Mas no tiene idea de vivir con 400 euros. La tarea de un Gobierno es que la gente viva mejor”, espetó tras enumerar algunos recortes realizados por Convergència.

Los consejeros de Salud y Empresa y Educación también fueron diana de las críticas. Herrera recordó la frase de Boi Ruiz, “la salud es un problema individual” y Planelles citó la intervención de Francesc Xavier Mena, invitando a los jóvenes a que “cojan el primer vuelo a Londres y se vayan a servir cafés”. “Este Gobierno ha socializado las pérdidas y ha privatizado las ganancias”, remachó Herrera. “CiU y PP se pelean en la televisión, pero mantienen sus pactos en los Ayuntamientos de Badalona y Castelldefels”, dijo por su parte Joan Mena.

Camats, número dos por Barcelona, dibujó el hartazgo por “un Estado sordo y hostil” ante la singularidad catalana y reivindicó el derecho a decidir aunque aseguró que “no es de ningún candidato”. Herrera fue más allá y le dijo a Mas que su metáfora del viaje a Ítaca tiene un problema: Ulises llega solo a su patria. “Quieren la Ítaca del 1%, cuando tiene que ser radicalmente distinta a la suya, la Ítaca de todos”, dijo. El mitin lo cerro el canto del Els Segadors.