Ikea abrirá en Alfafar

La multinacional sueca anuncia que se inaugurará en 2014

Imagen de una tienda de Ikea en Castilleja de la Cuesta (Sevilla).
Imagen de una tienda de Ikea en Castilleja de la Cuesta (Sevilla). JOSÉ MANUEL PÉREZ CABO

Alfafar tendrá su Ikea. Eso es lo que parece después de que la multinacional sueca haya anunciado que, sorteados los "flecos por resolver" de estos últimos meses, y deshojada la margarita entre Paterna y Alfafar, el centro se inaugurará en este último municipio en 2014. La compañía ha explicado que comprenderá un espacio de 37.300 metros cuadrados y que supondrá una inversión de 60 millones de euros.

"Será una de las más grandes de España", destacó el grupo, que indicó que contará con alrededor de 2.200 plazas de garaje y creará 400 puestos de trabajo en la tienda y 500 durante la fase de construcción. "Esta es la culminación de tantos años de trabajo en los que hemos mantenido un único objetivo: estar más cerca de los valencianos, que nos han demostrado su fidelidad visitando tiendas de otras comunidades", ha declarado Belén Frau, directora general de Ikea Ibérica. Según ha señalado, la empresa de muebles y decoración ha llegado a un acuerdo con los promotores de Alfafar Parc y ya cuenta con la licencia de la Generalitat. "La Comunidad Valenciana es un enclave estratégico para Ikea", ha añadido Grau. "Queremos tener más tiendas aquí. Ya estamos trabajando en un nuevo proyecto que estará en Alicante".

El sector del mueble cree que supondrá perdida de empleo y cierre de comercios locales

Las reacciones no han tardado en llegar. En primer lugar, y por proximidad y afectación, el alcalde de Alfafar, Juan Ramón Adsuara, ha celebrado con entusiasmo la decisión de la empresa. Adsuara ha manifestado que esta se debe "al trabajo serio, responsable y prudente, huyendo de bulos y trabajando mano a mano con la Generalitat y Delegación de Gobierno" para "agilizar y desbloquear" los trámites administrativos. Según el alcalde del municipio, la intención del consistorio siempre ha sido "recuperar el proyecto de un Ikea en Alfafar". "Desde julio de 2012 hemos mantenido reuniones periódicas, subsanado fallos en el proyecto y poniendo en común todos los puntos de las tres partes", ha explicado. Por último, Adsuara alegó que confía en que el centro implicará "una proyección impagable" para Alfafar y un "revulsivo " para la zona comercial. "Voy a trabajar desde hoy para que la apertura sea cuanto antes y suponga un incentivo en la creación de empleo de nuestro municipio", sentenció, "aunque no quiero crear ansiedad en los vecinos, porque la gestión de empleo la realizará la multinacional".

Compromís acusa al alcalde de Paterna de haber gastado más de 600.000 euros en las negociaciones

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha valorado la decisión y lo ha considerado como "el fruto" de la confianza que genera el Gobierno con sus ajustes. "Continuaremos apostando por las infraestructuras que hagan nuestra autonomía más competitiva y atractiva", ha afirmado mientras sentenciaba que así "se pone en valor" el "esfuerzo" de la Administración para "generar el clima necesario que hace que las empresas vengan aquí".

Por otro lado, el alcalde de Paterna -la otra localidad del área metropolitana de Valencia que entraba en las quinielas de la multinacional sueca para abrir su tienda- ha felicitado a Alfafar y ha alertado por la pérdida de negocios del gremio del mueble en la Comunidad. "En Paterna seguimos con las puertas abiertas", ha insistido el popular Lorenzo Agustí, "pero con condiciones que respeten a los trabajadores del sector y la mejora de la accesibilidad". La coalición Compromís del municipio ha aprovechado las palabras de Agustí para reprochar la mala gestión del Ayuntamiento por "vender el oso antes de cazarlo" y recordar que las negociaciones le han costado 616.169 euros. "Este cambio es un golpe muy fuerte para todas las personas que habían puesto esperanza en estos proyectos ficticios y a hundir a la empresa municipal Sumpa, que se ha gastado el presupuesto de la infraestructura", ha comentado el concejal del grupo, Juanma Ramón.

Por último, la Asociación Provincial de Empresarios, Comerciantes, Almacenistas y Detallistas del mueble (Acomval) ha alertado de que la instalación derivará en una pérdida de puestos de trabajo y de cierre de tiendas del sector. Su presidente, Víctor Grafiá, ha lamentado que ninguna institución (Ayuntamiento, Generalitat o la empresa) se haya puesto en contacto los comerciantes. El presidente también les ha reprochado la falta de "delicadeza y sensatez" y ha reiterado que repercutirá en los 16.000 empleados del sector.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50