Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imputado el gerente de la empresa promotora de la fiesta del Madrid Arena

El juez instructor cita al responsable de alquilar el pabellón municipal como testigo

Kontrol 34 responsabiliza a Seguriber y a la Policía municipal de la entrada de menores

Pista de baile del Madrid Arena durante la fiesta de Halloween. Ampliar foto
Pista de baile del Madrid Arena durante la fiesta de Halloween.

Miguel Ángel Flores, el gerente de la empresa que organizó la macrofiesta de Halloween en el Madrid Arena, ha sido imputado por el magistrado que instruye la tragedia, en la que murieron cuatro jóvenes —Cristina Arce, Katia Esteban, Belén Langdon y Rocío Oña— y una quinta, María Teresa Alonso, continúa ingresada en estado grave 11 días después. Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en el transcurso de esta semana "o a más tardar a principios de la próxima", Flores, responsable de Diviertt, será llamado a declarar como imputado. También serán citados como imputados el representante legal de Kontrol 34 y el de Seguriver —ambos por determinar—, las empresas de seguridad implicadas en la organización de la fiesta.

Flores, conocido como MAF en el mundillo de la noche madrileña y promotor de ka reapertura de la tristemente famosa sala Alcalá 20, ya prestó declaración ante los agentes del Grupo V de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía al día siguiente de los hechos.

En la misma línea, el titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Eduardo López Palop, ha solicitado al Ayuntamiento de Madrid que "con carácter inmediato" comunique al juzgado qué concejalía es la "encargada de tramitar la cesión de los locales municipales" para este tipo de eventos con el fin de citar, "en principio como testigo", al responsable de la citada concejalía. El Madrid Arena depende de la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos, cuyo responsable es el concejal de Economía, Pedro Calvo.

Por otro lado, el magistrado llevará a cabo mañana la inspección del recinto municipal acompañado por representantes del Ministerio Fiscal, la Policía Científica y miembros de la Brigada de Homicidios. También acudirán tres agentes, dos de ellos policías nacionales y el tercero un policía municipal que se encontraban en el pabellón la noche de la tragedia. Estaban fuera de servicio y acudieron a la fiesta.

Con el objeto de fijar el número de asistentes al acto, el magistrado ha requerido a la Policía Científica que haga una simulación mediante ordenador para establecer las personas que caben en el Pabellón Madrid Arena y las que realmente había. El informe policial remitido al juzgado  especifica que el aforo "estaba sobradamente sobrepasado", aunque no habla de un número concreto. El atestado policial sí confirma las primeras hipótesis de que hubo muchas personas que se colaron, que accedieron menores al recinto y que la afluencia masiva a la pista central para presenciar la actuación del cabeza de cartel, el DJ Steve Aoki, pudo causar un tapón humano en uno de los pasillos de acceso a la pista.

Diviertt, que organizaba el evento, llamado Thriller Music Park, afirmó haber vendido 7.000 entradas, mientras que el Ayuntamiento de Madrid las cifró en 9.600 al día siguiente de la tragedia. El Madrid Arena, un pabellón polivalente, tiene aforo para 10.600. Pero uno de los testigos que han declarado ante la Policía, según ha precisado Eduardo Esteban Rincón, habla de que acudieron "unas 20.000 personas".

Kontrol 34, que según la documentación de Madrid Espacios y Congresos se encargaba de la seguridad en el interior del recinto, ha responsabilizado hoy a Seguriber, que debía velar por la seguridad en el exterior, y a la Policía municipal de la entrada de menores en este pabellón municipal situado en la Casa de Campo. El abogado de Kontrol 34 ha señalado a Europa Press que Diviertt decidió "unilateralmente" ponerse en contacto con ellos a fin de solicitarle "si podía facilitarle una relación de personas con el Carnet de Controlador de Acceso para poderlos contratar directamente para cubrir dicho evento". En concreto, se contrataron a 63 trabajadores. Sin embargo, Diviertt sostiene que la gestión la hizo Kontrol 34.

Para acceder a este carnet es necesario ser mayor de edad, español, carecer de antecedentes penales y pasar un examen. A los controladores no se les exige pedir el DNI a todas las personas, ya que este extremo queda bajo su criterio. "Antes de que se accediera al recinto, estaba el control de entrada controlado por Seguriber y por la Policía municipal, que tenían que controlar el botellón que se celebró dentro del recinto municipal", ha señalado el letrado. Asimismo, ha destacado que los controladores auxiliaron a las víctimas, recordando que eran las personas que salen con chalecos amarillos en las imágenes de la tragedia recogidas por las cámaras de seguridad.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información