Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Shakespeare, genes y talismanes en los Ciutat d'Alzira

El alicantino Rodríguez-Bernabeu gana el premio de Poesía y el catalán Puigpelat el de novela.

La catalana Manrubia y el argentino Zanette logran el de Divulgación Científica.

Los ganadores de los premios Ciutat d'Alzira con sus correspondientes estatuillas.
Los ganadores de los premios Ciutat d'Alzira con sus correspondientes estatuillas.

Una invitación a redescubrir a Macbeth, el personaje de Shakespeare; un ensayo sobre la relevancia de la herencia cultural y biológica; un alarde libertad creativa  y una mirada retrospectiva sobre la propia existencia han sido ganadores de los Premis Ciutat d'Alzira que quedaban por desvelar y que se han entregado esta noche la capital de la Ribera Alta. El alicantino Emili Rodríguez-Bernabeu ha sido el ganador del VII Premi de Poesía Ibn Jafadja, dotado con 5.000 euros, con el poemario titulado Talismans. Joan Borja (Altea, 1968) ha logrado el XIV Premi d'Assaig Mancomunitat de la Ribera Alta, dotado con 8.000 euros.

Con 16.000 euros han sido premiados la científica catalana Susanna C. Manrubia y el argentino Damián H. Zanette, que se han adjudicado el XVIII Premi Europeu de Divulgació Científica Estudi General  por el ensayo Genes y genealogías. Idéntica cantidad se lleva El retorn de Macbeth, la obra ganadora del XXIV Premi de Novel.la Ciutat d'Alzira, de la que es autor Francesc Puigpelat. El tercer premio mejor dotado, con otros 16.000 euros es el de narrativa juvenil, que ya se había hecho público previamente y que ha recaído sobre el escritor de Agullent Vicent Enric Belda por su novela Les ombres del bosc. El premio de narrativa infantil, dotado con 2.500 euros y cuyo veredicto también se hizo público días atrás, ha ido a parar a Jordi Serra i Fabra, un auténtico especialista en este tipo de novelas, gracias a El día que en Gluck va arribar a la terra.

El VII Premi de Teatre Palanca i Roca se ha quedado desierto.  Los ganadores de las diferentes modalidades de estos premios de la editorial Bromera han recogido esta noche el trofeo diseñado por el artista Manuel Boix, en la tradicional cena de entrega de los premios. A esta edición, se habían presentado un total de 219 originales, y se ha repartido entre los ganadores una dotación global de 69.500 euros. A la gala han asistido cerca de 700 personas, representativas del mundo de la política, la cultura, la educación y la economía, según ha informado la organización en un comunicado.

"Es un libro escrito, de principio a final, en una mesa de bar durante un tiempo mesurado por la rutina -y el ritual- del café frente al mar", ha dicho de su ensayo Joan Borja.  "La definición de mi novela es muy sencilla: es la segunda parte del Macbeth de Shakespeare", resume Francesc Puigpelat.  Inquietante la observación de Vicent Enric Belda sobre su novela juvenil: "Retoma la temática de mi primera novela, que tenía como motivo la licantropía, pero que en realidad es una inmersión en el aspecto más primitivo y salvaje que compartimos todos los individuos". Rodríguez-Bernabeu descubre de quién habla en su poemario: "Son en definitiva, los pequeños y grandes compañeros de viaje de mi vida"; es decir, sus talismanes.

Los dos autores del importante premio de divulgación científica comparten "intereses por el estudio de la formación de los patrones culturales, incluyendo la organización de las ciudades, la herencia de los apellidos, las propiedades de los árboles genealógicos  o la lingüística", a pesar de vivir en dos continentes distintos. En cuanto a Jordi Serra i Fabra recuerda que cuando hace cinco años ganó el Premi Juvenil "en la fastuosa noche  de Alzira, ya dije que repetiría y eso se ha hecho realidad ahora". "Tenía la estatuilla y qué mejor que darle un hermanito", ha concluido el prolífico escritor catalán.