La Jaume I ingresará 8,7 millones menos en 2013

El rector considera que la universidad está obligada a hacer un presupuesto de superviviencia

La universidad Jaume I de Castellón tendrá un presupuesto de ingresos de 83,3 millones de euros para el próximo año, lo que supone un descenso de 8,7 millones en un año “como consecuencia del previsible incumplimiento del convenio y la bajada de la subvención nominal de la Generalitat”. El rector de la universidad, Vicent Climent, informó ayer al Claustro de las líneas presupuestarias para el próximo año al presentar sus líneas de gobierno para 2013. En el documento destaca que parte de la bajada de la subvención se compensará por el incremento de las tasas, pero fue muy crítico con los recortes de los gobiernos central y autonómico.

El rector fija en 12,1 millones el recorte de la subvención ordinaria de la Generalitat. “Esto implica de facto la elaboración de un presupuesto de supervivencia para el año 2013”, ha avanzado. Ello conllevará inevitablemente la caída de los ingresos.

“El decreto de tasas ha implicado un importante incremento del coste de las matrículas que ha provocado que en la Jaume I haya un 5,5% de créditos matriculados menos”, recoge en su informe. Para Climent, este encarecimiento ha provocado que “muchos estudiantes tengan problemas económicos para acceder o continuar con la educación superior” pero también ha creado “importantes implicaciones financieras”. El rector explica que el recorte de 12,1 millones de la subvención ordinaria presupuestada “solo se ve compensada en parte por el incremento de ingresos de matrícula”. Así, destaca que las matrículas han pasado de 12,9 millones a una previsión de 16,7 para este curso. “Es decir, el incremento de tasas solo permite recuperar 3,8 millones de euros en el presupuesto de 2013”, indica.

Climent critica también “la falta de información” de la Generalitat sobre el cumplimento de los pagos. Esta situación de “incertidumbre” financiera obligará a “estudiar un nuevo calendario para la Facultad de Medicina”, a pesar de la partida de tres millones en los presupuestos del Consell para el próximo año. “Tenemos que ser prudentes a la hora de iniciar las obras porque es necesario tener la seguridad de que se tendrá la liquidez necesaria para cubrir primero las prioridades ineludibles de la Jaume I, y además tener la seguridad de un segundo tramo de financiación en 2014 que nos permita licitar y asumir con garantías la construcción de esta primera fase de la facultad”, advierte Climent en su informe.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50