Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caja Laboral e Ipar Kutxa culminan su proceso de integración

Ambas entidades formalización la operación mediante escritura pública

De izquierda a derecha, Julio Gallastegui, director general de Caja Laboral; Txomin Garcia, presidente de Caja Laboral; Roberto Ruiz de Infante, vicepresidente de Ipar Kutxa, y Carlos Osés, director general de Ipar Kutxa.rn Ampliar foto
De izquierda a derecha, Julio Gallastegui, director general de Caja Laboral; Txomin Garcia, presidente de Caja Laboral; Roberto Ruiz de Infante, vicepresidente de Ipar Kutxa, y Carlos Osés, director general de Ipar Kutxa.

Caja Laboral e Ipar Kutxa han culminado hoy su proceso de integración con la formalización de la operación mediante escritura pública. La integración operativa total está prevista durante el próximo año. El proyecto cooperativo se convierte así en la segunda entidad financiera del País Vasco y la segunda cooperativa de crédito del Estado, según han recordado ambas entidades en un comunicado conjunto.

Después de que las asambleas generales de las dos entidades aprobaran el pasado 30 de junio las propuestas de integración presentadas por los respectivos Consejos Rectores, esta mañana ha concluido el proceso que iniciaron en marzo para constituirse como una única cooperativa.

A partir de ahora, la nueva entidad deberá proceder a las correspondientes tramitaciones e inscripciones registrales para que la integración operativa total se lleve a cabo durante 2013. El proyecto cooperativo se constituye "con el firme compromiso de impulsar un modelo de hacer banca soportado en los valores y principios del cooperativismo, el arraigo y compromiso social y con el objetivo de ser un agente activo para la recuperación económica", según han explicado.

El plan de integración cuenta ya con el visto bueno de la totalidad de los organismos competentes y prevé escenarios de estrés con condiciones económicas especialmente adversas, habiéndose validado la capacidad de la entidad de hacerles frente, dado el notable punto de partida en términos de solvencia, liquidez, eficiencia y morosidad.

La nueva entidad ha expresado su compromiso con el mantenimiento de los puestos de trabajo y condiciones de sus empleados, mediante la incorporación de las mismas como socios del proyecto cooperativo y "los posibles ajustes que el nuevo proyecto requiera, serán gestionados desde la voluntariedad y el acuerdo, mediante los planes de dinamización que han sido ya pactados".

Txomin García, actual presidente de Caja Laboral, presidirá la entidad fusionada, que gestionará unos activos totales superiores a los 25.000 millones de euros, con lo que se convertirá en la segunda entidad financiera del País Vasco, tras Kutxabank, y tendrá 1.300.000 clientes.

La integración, según informaron sus responsables recientemente, pretende potenciar un proyecto de firma de economía social orientada a proveer de servicios financieros y de aseguramiento a los mercados en los que opera, "pero basándose en un modelo alternativo al resultante del actual proceso de bancarización del sistema financiero". Además, el proyecto cooperativo mantendrá también la "implicación con los sectores industrial y agroalimentario, aprovechando el conocimiento de las dos entidades que le han dado origen".

El domicilio social se ubicará en Mondragón, mientras que en la actual sede social de Ipar Kutxa en Bilbao se establecerán la subsede operativa de la red comercial de banca minorista y de su comité de negocio, así como la dirección territorial correspondiente y sus estrucuras de apoyo.

En Bilbao, además, se mantendrán las actuales sedes sociales de Seguros Lagun Aro, de la sociedad de cartera y de las gestoras. La nueva firma prevé alcanzar "cuotas de mercado significativas" en el panorama bancario del País Vasco y Navarra, con más de 750.000 clientes en Euskadi, 110.000 en la comunidad foral y un total de 1.300.000 clientes incluyendo el resto de comunidades en las que opera Caja Laboral.