Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bankia replica a los acampados de Celenque que no negocia con colectivos

Unas 50 personas amenazadas de desahucio llevan cuatro días frente a una sede de la entidad

Los abogados de la PAH intentan que el banco les dé una solución conjunta

Una madre arropa a su hijo para pasar la noche al raso. Ampliar foto
Una madre arropa a su hijo para pasar la noche al raso.

Los acampados que llevan tres noches y cuatro días ante la sede histórica de Caja Madrid, en la plaza de Celenque de Madrid, para exigir que la entidad negocie una solución para 50 familias amenazadas de desahucio por el impago de sus hipotecas, son conscientes de que llegar a un acuerdo con el banco va a ser muy duro. Pero aseguran que no se moverán de allí hasta que Bankia no les ofrezca un alquiler social y les condone la deuda. La entidad, por su parte, ha asegurado a este periódico que no negocia con colectivos, sino con clientes de forma individual, y que la opción de la ejecución hipotecaria es la última posibilidad.

La pasada noche ha resultado más fría que las dos anteriores para la quincena de desahuciados que ha dormido en la acera, cerca de la Puerta del Sol. "De madrugada empezó a lloviznar y le rogamos a los vigilantes del banco que nos dejaran cobijarnos bajo el techo de una de las entradas a la sucursal pero nos dijeron que no podíamos estar ahí porque interrumpíamos el acceso de los coches", explica William (no quiere dar su apellido), uno de los afectados. Este conductor de camión en paro de 36 años está pendiente de que le llegue la fecha de la ejecución de su primer lanzamiento.

Después de haber cubierto su turno (de ocho de la tarde a ocho de la mañana) ha vuelto al calor de la que por ahora es su casa para descansar unas horas y volver más tarde a Celenque. La protesta ha sido impulsada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Madrid y por varias asambleas de barrio del 15-M. Unas 50 familias entregaron a los abogados de la PAH sus expedientes hipotecarios para que negociaran con el banco una solución ante la inminente pérdida de sus casas.

“Nuestra intención es negociar una salida digna para desahuciados en una situación límite. El lunes tuvimos el primer contacto con la entidad para explicarles el porqué de nuestra acción y nos dijeron que iban a tomar nota. Hoy les entregamos los expedientes hipotecarios de 50 desahuciados pero no nos han prometido nada, así que hasta que Bankia nos ofrezca soluciones, no nos vamos a mover de aquí”, explicó el pasado martes Juan Moreno, uno de los abogados de la PAH que, como el resto de desahuciados afectados, se turna con sus compañeros para que siempre haya gente frente al edificio.

La entidad bancaria, por su parte, ha recordado que negocia la situación hipotecaria de sus clientes caso a caso y ha reseñado que unas 30.000 familias madrileñas no han perdido su casa porque Bankia les ha adecuado las condiciones de su hipoteca.

A las siete de la mañana han llegado los primeros cafés a Celenque. "Los vecinos nos han traído chocolate, bollitos y leche", asegura Olga Veloso, una empleada del hogar de 44 años que se ha incorporado a su turno de día para que los compañeros que han pasado la noche en la calle se vuelvan a sus casas o al trabajo (si lo tienen). Veloso, que ha conseguido paralizar dos veces su desahucio pero que aún está pendiente del tercero, tiene previsto entrar esta mañana a la sucursal junto a uno de los abogados de la PAH para intentar negociar de nuevo con Bankia.

Esta tarde, los indignados y la Coordinadora 25-S han llamado a concentrarse en Celenque para apoyar a los desahuciados, informa Carmen Pérez-Lanzac. A pesar del esfuerzo de convocatoria hecho en las redes sociales por los activistas, no más de cien personas han acudido a la concentración, aunque sí muchos medios de comunicación. Como gesto simbólico, se han dado la mano y han rodeado el edificio. También han pegado fotocopias del informe del Poder Judicial crítico con los desahucios.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información