Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ian Gibson y Pilar Manjón, premiados por el ‘lobby’ Uno de los Nuestros

Los promotores destacan su "ejemplo de coraje al servicio de la verdad y la libertad"

La presidenta de la Asociación 11-M Víctimas del Terrorismo, Pilar Manjón, a la izquierda junto a Joan Estrada, fundador del lobby Uno de los Nuestros y el escritor Ian Gibson.
La presidenta de la Asociación 11-M Víctimas del Terrorismo, Pilar Manjón, a la izquierda junto a Joan Estrada, fundador del lobby Uno de los Nuestros y el escritor Ian Gibson.

En tiempos de estelada, dos madrileños han sido premiados la noche de este lunes en Barcelona. La presidenta de la Asociación 11-M Víctimas del Terrorismo, Pilar Manjón, y el escritor Ian Gibson han sido reconocidos por el lobby Uno de los Nuestros con el Premio Chirsta Leem "por ser ejemplo de coraje, sin desfallecer, al servicio de la verdad y de la libertad".

El premio se concede desde 2006 a personas de diferentes orígenes y profesiones comprometidas con los valores progresistas y como reconocimiento a su trayectoria. El director de teatro Mario Gas ha oficiado como presentador y ha destacado la tenacidad de Manjón en defensa de las víctimas del 11-M y el trabajo de Gibson en busca de la verdad sobre el asesinato del poeta Federico García Lorca.

"La izquierda existe, pero molesta. Por eso no ha venido ni una cámara de televisión", ha recordado Joan Estrada, fundador del lobby Uno de los Nuestros, en la cena celebrada en un hotel de Barcelona, a la que ha asistido también el exfiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo.

Manjón ha recordado que desde que ocurrieron los atentados en 2004 ha sido "insultada, vilipendiada y amenazada", y ha asegurado: "Los buitres mediáticos se han posado en mis hombros". También ha arremetido contra el Gobierno de José María Aznar, "el de los hilillos de plastilina (en alusión al hundimiento del Prestige) y el de la invasión ilegal de Irak, y el de los asesinatos del 11-M que pretendían atribuir a ETA para seguir gobernando, pero perdieron el poder".

En otro momento de su discurso de agradecimiento, Manjón ha dicho sin reparos: "Ojalá a mi hijo lo hubiese matado ETA porque habría podido ser víctima de primera", para denunciar lo que considera trato discriminatorio de las víctimas del 11-M. En su opinión, “estamos asistiendo al derribo del modelo de la transición”.

Por su parte, Ian Gibson, al que Mario Gas había definido como "un irlandés de Lavapiés", ha recordado su estancia en España para esclarecer la muerte de García Lorca. "La situación de este país es vergonzosa y dolorosa porque el Estado no busca a sus muertos", ha rematado.