Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urkullu: “Más autogobierno es más bienestar”

“La propia izquierda ‘abertzale’ sabe cuál es la realidad sobre la independencia”, afirma el dirigente peneuvista

Iñigo Urkullu, antes de la entrevista con EL PAÍS en su despacho de presidente del PNV.
Iñigo Urkullu, antes de la entrevista con EL PAÍS en su despacho de presidente del PNV.

Discurso prudente. Primero la crisis, que le preocupa, y después el marco político. Favorito para los demás, apela a los pactos como única salida.

Pregunta. ¿Urkullu, lehendakari?

Respuesta. Urkullu, candidato. Incluso, hasta que sea el pleno de investidura, candidato.

P. Gana, pero existe una posible mayoría de izquierdas. ¿Teme un pacto EH Bildu-PSE?

R. Es una posibilidad. Quien hoy es lehendakari dijo hace tres años y medio que no iba a pactar con el PP e hizo lo contrario. Además, EH Bildu y PSE ya han llegado acuerdos en otros ámbitos institucionales.

El objetivo es el empleo, crecer, no que pague más quien más tiene”

P. Si gobierna, ¿en coalición o con acuerdos puntuales?

R. Me gustaría que el gobierno contenga programa y presentado al Parlamento vasco. Veo por la campaña que es difícil conciliar el programa del PNV por parte de otros partidos políticos. Habrá que ver los resultados electorales y las reuniones con los partidos políticos.

P. Usted dice que prioriza el tema económico, ¿va a poder librarse de la presión abertzale en la reivindicación identitaria?

R. La propia izquierda abertzale es muy consciente de cuál es la realidad. Su candidata ha venido a decir que no se utilice lo del referéndum de Cataluña como un mantra en la campaña electoral vasca. Es muy diferente de lo que dice públicamente a lo que en privado sostiene.

P. ¿Podría haber un pacto con la izquierda radical, lo contempla desde el PNV?

R. Yo hago acuerdos durante la legislatura y acuerdos lo más abiertos e integradores posibles. La urgencia es la crisis económica y no desprecio otros debates. He sido yo quien, no este año a la vista de lo que sucede en Cataluña o en el Reino Unido, sino el año pasado, el 25 de octubre, planteé la necesidad de un nuevo estatus político para Euskadi para el año 2015. Un planteamiento de acuerdos entre sensibilidades nacionalistas vascas y no nacionalistas vascas.

P. ¿Qué diferencia hay entre su plan y el Plan Ibarretxe?

R. El nuevo estatus político viene después de ocho años de aquel intento de proyecto de nuevo estatuto político, aprobado por la mayoría del Parlamento vasco, y que necesita la adecuación a lo que es hoy la realidad ocho años después.

P. ¿Desea que Euskadi sea un nuevo Estado de la UE?

R. El planteamiento del PNV es: Euskadi nación europea, dentro de Europa porque el PNV siempre ha defendido Europa. Parto del principio que tiene que ser una nación y que se nos responda a la pregunta que hemos planteado en el Parlamento europeo de si cabe la ampliación interna de la UE. No tenemos respuesta todavía.

P. Si Cataluña va por la senda de la independencia ¿le puede animar a Euskadi?

R. Euskadi es una realidad propia, diferente. Euskadi ha hecho un recorrido que quieren hacer otras realidades como Escocia incluso o Cataluña.

P. ¿El nuevo espejo ahora para el PNV es Escocia?

R. Mi espejo es el Reino Unido en cuanto a la herramienta de la consulta, en cuanto al derecho a decidir sujeto a pacto y por eso veo con esperanza que se haya llegado a ese acuerdo.

P. ¿Comparte la estrategia de Artur Mas?

R. Cataluña es una realidad diferente, condicionada por la situación de bancarrota, que ha buscado un pacto fiscal con el Gobierno español y que se ha encontrado con la puerta cerrada. Ha florecido un sentimiento de prohibición del nacionalismo pero el déficit o el pacto fiscal que reclama es el originario.

P. ¿Se imagina al Gobierno de España dando ese paso?

R. Creo que 36 años después de la Transición, 34 años después del referéndum en la Constitución, ahora que el secretario general del PSOE dice que se puede plantear la revisión de la Constitución desde la constatación de que hay un problema político, no pierdo la esperanza de que el Estado español se configure otro modelo, un Estado diferente.

P. ¿Entiende que la soberanía sea presentada como una solución a la crisis?

R. Como solución a la crisis entiendo el discurso del PNV en esta etapa democrática de más autogobierno igual a más bienestar, que ha contribuido al desarrollo de la sociedad vasca.

P. ¿Gobernará sin recortes?

R. Va a ver que hacer recortes. Este Gobierno vasco vigente ya ha procedido a recortes. Y va a ver que proceder a recortes porque ha caído la recaudación y no se puede mantener el mismo nivel de gasto.

P. ¿La reforma fiscal que plantea López es una alternativa para conseguir nuevos ingresos?

R. No. No se puede hacer una reforma cambiando de planteamientos cada día. Es necesario una reflexión sobre el sistema tributario en la que se desea una reforma integral. El objetivo es el crecimiento económico, la generación de empleo. No que pague más el que más gana, sino el de actividad la economía, si el Concierto puede tener más competencias, la gestión de los tributos concertados, los impuestos indirectos, y, a partir de ahí, analizar la posible simplificación del IRPF.

P. ¿Qué le dice el tejido empresarial vasco?

R. Que se sienten solos en cuanto al problema que les lastra y es la falta de financiación. Que necesitan ayudas para salir al exterior porque el mercado español ha caído y es ahí donde tenemos el reto, además de lo que es la innovación, la tecnología, el desarrollo.

P. Un año sin ETA, ¿en Euskadi hay normalidad y convivencia?

R. Todavía, no. Las consecuencias de un fenómeno como el del terrorismo con una supuesta motivación política no se pasan de la noche a la mañana. Tenemos mucho trabajo para hacer, para seguir profundizando en una convivencia normalizada, no puede ser en base a una amnesia selectiva. Tiene que ser el compromiso con todos los derechos humanos, con la memoria, a un relato integrador de lo que ha sido el pasado desde los diferentes puntos de vista, de revisión crítica del pasado, por parte fundamentalmente de la izquierda abertzale, de desarme de ETA. El Parlamento tiene que ser el foro institucional en el que trabajar en un plan de paz y convivencia, tiene que haber otra política penitenciaria que mire a la reinserción. Hay mucho por hacer.

P. EH Bildu habla de dos relatos, suma las víctimas, ¿le sorprende que pueda ser segunda fuerza el próximo domingo?

R. Me sorprende que después de 30 años algunos partidos tengamos que estar rindiendo cuentas de lo que hemos hecho y la izquierda abertzale no tiene que rendir cuentas ante nadie.

P. ¿El PSE ha perdido la oportunidad de demostrar que la alternativa al PNV en Euskadi?

R. Perdió la oportunidad con el pacto con el PP despreciando el ofrecimiento del PNV.

P. ¿Siente que el PNV ha perdido influencia en Madrid?

R. No, el que ha ganado ha sido el PP por mayoría absoluta. Me preocupa que haya una mayoría absoluta en el Congreso y el Senado que le hace al PP no querer entenderse con nadie a pesar de la situación que estamos viviendo de crisis financiera, económica, institucional...

P. ¿Teme que el déficit de las autonomías justifique una recentralización?

R. Sí. Es lo que está vendiendo el PP en el ámbito de la UE y los mercados internacionales, pero también es responsabilidad del PSOE con su gestión económico-financiera en sus propias comunidades autónomas. Ahora es la crisis del modelo de Estado autonómico. La resistencia a una pérdida de soberanía del Estado español viene dada con la contraposición de querer tener más poder central.

P. ¿Qué le pediría a Rajoy?

R. Le pediría disposición al acuerdo. Los partidos pequeños como el PNV somos quienes pedimos consenso para salir de esta situación. Pedimos la relectura de los pactos de la Moncloa, que no fueron solamente del modelo de estado autonómico, sino también económicos y sociales sobre el estado de bienestar que se quería construir. Lo vamos a seguir reivindicando aunque el PP haga oídos sordos.

Más información