Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevas retenciones en Gibraltar tras el último incidente pesquero

Los controles de la policía causan colas de hasta cuatro horas

Colas de vehículos en los accesos a Gibraltar esta mañana. Ampliar foto
Colas de vehículos en los accesos a Gibraltar esta mañana.

La aduana que separa Gibraltar de La Línea de la Concepción (Cádiz) ha vuelto a verse hoy afectada por retenciones a causa de los controles exhaustivos ordenados por el Gobierno a la policía. Tras la jornada de ayer, en la que debido a los registros y a la revisión de documentos se produjeron colas de más de cuatro horas para salir del Peñón, al medio día de hoy los tiempos de espera que los trabajadores españoles y turistas han tenido que soportar han superado la hora y media.

La decisión del Gobierno de inspeccionar con mayor intensidad a quienes tratan de cruzar la verja con Gibraltar no ha sido justificada públicamente pero coincide con el último episodio de hostigamiento de la policía del Peñón a los pescadores de la bahía de Algeciras.

Las retenciones han provocado el rechazo de los trabajadores españoles que, a través de ASTECG - la asociación que los aglutina -, han considerado la medida del Gobierno como “perjudicial para las relaciones de ambos lados de la verja”. Juan José Uceda, portavoz de este colectivo, ha pedido “sensatez” para que, “cuando se produzca la masiva salida de trabajadores del Peñón, las colas no se repitan”.

Uceda insiste en que, “las retenciones causan problemas laborales a los españoles que trabajan en Gibraltar y comerciales a los ciudadanos gibraltareños”. “Nunca se ha conseguido propósito alguno entorno a la postura de España respecto a conflictos, como el pesquero o el contencioso sobre la soberanía del Peñón”, ha añadido.

Los responsables de ASTECG se han reunido con la abogada Sandra Mejías, quien considera que, “esta medida vulnera el principio de interdicción de arbitrariedad de los poderes públicos, ya que los controles se ejercen en la frontera como medida de presión política y no con la intención de luchar contra el contrabando”.

“También se va a plantear un recurso de inconstitucionalidad si se restringe el tabaco que se puede pasar de forma legal desde Gibraltar a España”, agregó la letrada. En la actualidad, el paso de tabaco permitido por la frontera de Gibraltar es más restrictivo que el permitido en  otros pasos fronterizos, como Andorra, lo que se considera discriminatorio para el Campo de Gibraltar. Se trata de un nuevo método de presión a Gibraltar que, según el colectivo de trabajadores españoles en el Peñón, perjudica a muchas familias que cuentan con un ingreso extraordinario al tener la posibilidad de pasar tabaco a diario por la aduana, cuando salen del trabajo.