Botella mantiene la subida de impuestos pese a recibir más dinero del previsto

Las transferencias del Estado superarán en más de 200 millones lo previsto en el plan de ajuste En 2013 subirán la mayoría de impuestos y tasas, polideportivos, parquímetros, etcétera

El Ayuntamiento de Madrid recibirá en 2013 del Estado 108 millones de euros más que en 2012. O lo que es lo mismo, 210 millones más de que lo que esperaba. Sin embargo, ese aumento de ingresos, que se une a otros anteriores debido a medidas excepcionales del Gobierno (alza del impuesto de plusvalía y del impuesto de bienes inmuebles, eliminación de una paga a los funcionarios municipales), “no va a suponer mayor capacidad de gasto”.

La regidora, Ana Botella (PP), mantendrá los recortes aprobados en primavera para pagar las facturas pendientes de Alberto Ruiz-Gallardón. En 2012, tras el último ajuste de hace dos semanas, se han vaporizado 204 millones de euros que iban a servir, entre otras cosas, para abrir museos, pagar becas de comedor o ayudar a los parados a buscar empleo. En 2013, a ese recorte se sumarán otros 394,2 millones. Además, subirán el impuesto de vehículos y el de actividades económicas, la mayoría de tasas, y el precio de polideportivos, parquímetros, talleres culturales y escuelas de música.

¿Por qué no suavizar el recorte con el dinero extra? Botella dice que el resto de ingresos cae por la crisis. Pero esa disminución está cifrada en su plan de ajuste en 72,4 millones. Es decir, incluso sumando los últimos reveses judiciales (anulación de las tasas de vados, móviles y retirada de vehículos), hay margen para relajar la tijera. Tras el exceso de gasto de Gallardón, el exceso de ahorro de Botella.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS