Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez imputa al hermano de Crespo por blanqueo de dinero

Carlos y Enrique abrieron una cuenta conjunta en Andorra en 2007 para "diversificar inversiones"

El juez Vicente Ríos que instruye el sumario del caso Emarsa ha imputado por blanqueo de dinero a Carlos Crespo Calatrava, hermano de Enrique Crespo, exalcalde de Manises que fue presidente de Emarsa y de la Emshi, la empresa metropolitana propietaria de la depuradora de Pinedo, que trata las aguas residuales de la ciudad de Valencia.

La información remitida por la Policía de Andorra revela que el 27 de diciembre de 2007 Carlos y Enrique Crespo abrieron una cuenta conjunta en la Banca Privada de Andorra. Según el auto firmado por el juez el 2 de septiembre, "el mismo día de la apertura, dos Carlos Crespo confirió amplios poderes para operar en la citada cuenta bancaria a su hermano, don Enrique Crespo Calatrava".

Según el texto del auto, "en el momento de la apertura, los contratantes tuvieron que cumplimentar un cuestionario relacionado con sus datos personales y profesionales. Como datos personales fue aportada la dirección del domicilio de don Carlos Crespo Calatrava y el correo electrónico de una mercantil denominada Museco. En el apartado relativo a sus profesiones, ambos manifestaron dedicarse a la labor de la asesoría fiscal, explicando como motivo de la apertura de la cuenta la de diversificar inversiones y en el futuro adquirir una segunda residencia. Finalmente, en el apartado relativo al conocimiento de otros clientes en la entidad, contestaron afirmativamente. Finalmente marcaron la casilla con la indicación “empresarial”, como origen del dinero invertido".

El escrito del juez hace constar que "en el apartado relativo al modo en el que pensaban hacer llegar los fondos al banco, anotaron que lo harían ellos mismos, realizando los ingresos con una frecuencia de dos anuales y con un saldo previsto de 100.000 euros". También anota: "Destacar que en el apartado relativo a la pregunta de si se trataban de personas expuestas públicamente, los contratantes marcaron la casilla con la indicación “no".

En un plazo de apenas ocho meses desde la apertura de la cuenta, los hermanos Crespo ingresaron en efectivo la cantidad de 350.000 euros.

Más información