Gacio dimite de alcalde forzado por el PP y se queda como edil

Ejercerá de concejal junto al grupo que el nombró en el Ayuntamiento que gobierna desde hace 21 años

El presidente y candidato del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, avisó a primera hora: el presidente del PP de A Coruña, Carlos Negreira, y su alcalde en Boqueixón, Adolfo Gacio —imputado en la operación Pokémon por los delitos de cohecho, prevaricación y blanqueo— “deben hacer una reflexión profunda”. Y les urgió a hacerlo “en las próximas horas”.

Semejante advertencia hizo pensar a los cargos del partido que la renuncia del regidor y persona de confianza del presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría, estaba al caer. Durante la tarde el presidente provincial y alcalde de A Coruña, Carlos Negreira, intensificó la presión en una larga conversación con el regidor prevista desde la víspera. Se trataba de forzar su marcha antes de que lo hiciese el de Ourense, en una especie de carrera por hacer ver su contundencia contra la corrupción. Los abogados de Gacio hicieron saber a media tarde que recurrirían el auto judicial que impuso a su cliente una fianza de 10.000 euros, la más alta de los 12 detenidos que han eludido la prisión en la operación Pokémon. Tras horas de reunión con Negreira, el regidor aceptó dejar la alcaldía con la condición de conservar su acta de concejal. Seguirá como cargo público al lado de los ediles que él mismo ha designado en un ayuntamiento donde manda desde hace 21 años. El PP se lo consiente pese a su triple imputación y da por cerrada la crisis.

El estallido del caso frustró la salida que Gacio había pactado con el partido para legar el bastón de mando al director general de Xuventude de la Xunta, Ovidio Rodeiro, a cambio de que el Ministerio de Exteriores le procurarse un puesto cómodo en la embajada de Venezuela.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS