Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“A la policía se le fue de las manos, muchos no habían hecho nada”

En libertad los 11 detenidos por los graves disturbios en un concierto

El Ayuntamiento insiste en que no hubo fallos de seguridad

Un contenedor ardiendo tras los disturbios provocados por cientos de jóvenes durante el concierto. Ampliar foto
Un contenedor ardiendo tras los disturbios provocados por cientos de jóvenes durante el concierto.

“A la policía se le ha ido de las manos, se pusieron a cargar contra unos jóvenes, y muchos de ellos no había hecho nada”, se lamenta un abogado del turno de oficio, que prefiere no dar su nombre y al que se le encomendó la defensa de tres de los 11 detenidos la madrugada del sábado por los disturbios que se produjeron en el concierto MTV Beach. Unos incidentes que se saldaron con 60 personas heridas.

Según el relato de este abogado y otros dos, que defendían en total a seis de los 11 arrestados, sus clientes se encontraban a la entrada del recinto cuando llegaron los agentes. “Y tras varias cargas se refugiaron como pudieron en el Parque de la Bombilla. Ahí los agentes les cerraron el paso, para posteriormente decirles que no tenía nada que temer, que podían salir sin ningún problema. De las 30 personas que se encontraban en el parque detuvieron de forma aleatoria de 11”, se lamenta uno de los tres abogados que ayer aguardaban al filo de las dos de la tarde que el juez decidiera la puesta en libertad de sus defendidos, cosa que sucedió por la tarde.

Entre los arrestados, según el testimonio de los abogados, al menos dos han sufrido golpes por parte de la policía. “De hecho, la novia de uno de mis tres defendidos ha presentado una denuncia contra la policía por la forma en la que le separaron de su chico”, explica otra abogada, que prefiere no citar su nombre. Al menos uno de los presuntos implicados en los altercados tuvo que ser trasladado al hospital, asegura su letrado, que especifica que el joven sufre numerosas contusiones en todo el cuerpo. “Se cargó de manera lógica para lo que estaba pasando”, replica la policía.

Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid, señalado por los sindicatos policiales y por fuentes próximas al Cuerpo Nacional de Policía, insistió ayer en que el dispositivo de seguridad era el adecuado “para un evento con aforo de 8.000 espectadores” y que el hecho de permitir el botellón fue “por evitar males mayores”. En el recinto del concierto, por primera vez, no se servía alcohol.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram