Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Morenilla no justifica el sobrecoste de los lodos que pagó a Emarsa

El exgerente de la Epsar dice que nunca se planteó reducir la financiación de la planta de Pinedo

La fiscal Virginia Abad fue ayer al grano de la principal fuente del saqueo de la Empresa Metropolitana de Aguas Residuales, SA (Emarsa) durante su interrogatorio a José Juan Morenilla, uno de los imputados en el supuesto desvío de más de 40 millones de euros en la depuradora de Pinedo. Puso de manifiesto que se siguió financiando a la planta con 42 euros por tonelada de lodos de depuración para su tratamiento integral a pesar de que a partir de 2007 el 99% de los mismos se destinaban a aplicación agrícola, una gestión por la que la empresa que realmente la realizaba cobraba solo 18 euros. El resto se lo llevaban empresas intermediarias. Y Morenilla, exgerente de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (Epsar), la empresa responsable del funcionamiento de 460 depuradoras valencianas, no pudo justificar el sobrecoste.

El exgerente, al que otros imputados han acusado de repartirse parte del dinero saqueado, siguió su línea de defensa en la que argumenta que la responsable de fiscalizar a Emarsa no es la Epsar, a pesar de que pone el dinero, sino la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi), propietaria de la planta de Pinedo. Y justificó el sobrecoste en que desconocía “cuál es el destino que Emarsa da a sus lodos” y en que Emarsa podía distribuir los ingresos en función de sus necesidades, es decir, gestionar ese dinero sin control. Incluso habló de que había presiones para que en vez de revisar la financiación a la baja se incrementara aún más. “Y dado que Emarsa era una empresa que siempre tenía pérdidas nunca se planteó el reducir su financiación”, añadió el exgerente.

La acusación particular, parte a la que Morenilla se negó a responder, le preguntó sobre por qué si el exgerente sostiene que no tiene obligación de realizar ningún control sobre Pinedo sí que es la Epsar la que licita y contrata a las empresas controladoras de Emarsa.

Además, en el interrogatorio quedó claro que la Epsar elevó el precio del tratamiento de lodos en 2004 de 5,6 euros por tonelada a 30 euros y en 2005 hasta los 42. El juez ha solicitado que se incorpore a la causa un informe jurídico en el que se revela que la Emshi desconocía los convenios de financiación entre la Emshi y Emarsa.

Más información