Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP catalán rechaza elecciones ya “porque solo han pasado dos años”

Alicia Sánchez-Camacho recuerda que Cataluña ha recibido 6.200 millones adicionales este año

El PP catalán rechaza elecciones ya “porque solo han pasado dos años”

"En un país serio no corresponden elecciones anticipadas tras solo dos años de legislatura". Así lo ha afirmado la presidenta del PP catalán, Alícia  Sánchez-Camacho. La líder del PP ha pedido hoy al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que no adelante las elecciones autonómicas porque Cataluña y el resto de España necesitan "estabilidad" para salir de la crisis, que es, ha subrayado, "la única prioridad". Para Sánchez-Camacho convocar elecciones demostraría el "fracaso" de la legislatura de Mas. Pese a calificar así la legislatura, la líder del PP catalán no se ha hecho partícipe de la labor del Gobierno, pese a que ha votado o facilitado prácticamente todas las leyes que han salido del Ejecutivo de Mas. Sánchez-Camacho se ha centrado en demostrar el compromiso del Gobierno español recordando que este año Cataluña ha recibido 6.200 millones de euros adicionales a su financiación y que está a punto de recibir más de 5.000 millones del rescate.

Tras la reunión entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y Mas en La Moncloa, Sánchez-Camacho ha llamado al presidente catalán a que "reconsidere su actitud" porque "no es el momento de aventuras ni de incertidumbres políticas". La líder del PPC catalán ha pedido así a Mas que escuche la llamada que Rajoy le ha hecho hoy "a la responsabilidad" y a "trabajar unidos": "Rajoy le ha expresado su serena oposición al concierto económico, y le ha invitado a un diálogo multilateral sobre financiación en 2013 con el resto de autonomías", ha explicado. El PP planteó durante la negociación del pacto fiscal un modelo propio de financiación "que cabe dentro del régimen común". Los populares catalanes lo resucitarán ahora para plantearlo como alternativa al pacto fiscal, una vez Mariano Rajoy lo ha rechazado.

Si las probables elecciones acaban celebrándose, la estrategia del PP será postularse como el partido que garantizará la unidad de España: "Vamos a garantizar que Cataluña no sea independiente. Porque Cataluña es España, nos ampara el marco constitucional y la mayoría de catalanes quiere seguir con España", ha sentenciado Sánchez-Camacho que ha aseverado que siendo un Estado Cataluña "rompería la convivencia, se empobrecería, habría división y fractura social".

El presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha continuado con el argumento de Sánchez-Camacho y ha afirmado que "no se pueden hacer planteamientos que rompen el marco institucional vigente", fuera cual fuera la circunstancia. "No es admisible bajo ningún concepto cambiar independencia por dinero", ha añadido.

Desde el Gobierno balear, su presidente, José Ramón Bauzá, ha celebrado que Artur Mas se haya quitado finalmente "la careta" y que haya dejado claro que el "nacionalismo es igual al independentismo", algo que España, a su juicio, no se puede permitir en estos momentos.

Por su parte, el vicepresidente de Andalucía, Diego Valderas (IU), ha considerado que el resultado de la reunión entre Rajoy y Artur Mas era el esperado. "Con la Constitución en la mano, no cabe esa pretensión ni tampoco el Estado confederal, siendo el pacto fiscal su antesala", ha señalado Valderas, informa EP.

Para el líder de Ciutadans (C's), Jordi Cañas, la reunión entre Mas y Rajoy es la prueba del “fracaso anunciado y planificado por CiU”. A su juicio, el presidente catalán ha presentado en la Moncloa un proyecto que “nació muerto”, al referirse al pacto fiscal, por su “inconstitucionalidad”. Cañas ha denunciado que esta propuesta catalana “desvía la atención de las políticas de recortes” del Gobierno que usa, según él, la “victimización como elemento de confusión”, informa Elise Gazengel.