Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Biblioteca de Cataluña enfatiza su faceta de “puerta de acceso al patrimonio”

El centro cultural trabaja en la confección de un convenio con la Biblioteca Nacional

La Biblioteca de Cataluña se creó hace 100 años y desde entonces ha tenido el afán de ser el depósito de gran parte del patrimonio documental catalán. Ahora es momento de renovarse y por ello ayer se presentó la propuesta de contrato programa de la biblioteca para 2013-2016 con el objetivo de internacionalizar y completar su fondo, y fomentar la relación de la ciudadanía con una institución a menudo olvidada, cuando no escondida. A ello se refirió el mismo consejero de Cultura, Ferran Mascarell, a modo de anécdota, al destacar que “no hay ningún cartel en la puerta siquiera que diga que aquí está la biblioteca”.

Mascarell, acompañado de la nueva directora del centro, Eugènia Serra (desde junio), adelantó que en los próximos cuatro años la biblioteca perseguirá completar su patrimonio bibliográfico y documental, formado ya por tres millones de documentos, escritos y audiovisuales, pertenecientes a más de 300 autores.

Es más, gracias a las nuevas tecnologías, la biblioteca busca internacionalizarse. Así, quiere convertirse en una “puerta de acceso al patrimonio” que se erija en punto de referencia de la red con masa crítica de contenidos y que logre un posicionamiento internacional reconocido. Este portal actuaría como paraguas de todos los archivos existentes y se nutriría de los portales cooperativos Arxiu de Revistes Catalanes Antigues (ARCA) y Memòria Digital de Catalunya (MDC), además de archivos, bibliotecas, museos e instituciones culturales. También se está trabajando en la confección de un convenio con la Biblioteca Nacional, sita en Madrid, para evitar duplicidades en la catalogación corriente de los libros.

La biblioteca espera incrementar un 7,5% las consultas de las colecciones en acceso abierto con 3,7 millones de peticiones, organizar 60 acontecimientos culturales y reducir a 350.000 los fondos pendientes de procesar en 2012. El presupuesto de este centro cultural ronda los ocho millones de euros y, aunque no hay todavía previsión presupuestaria alguna para la Generalitat, se trabaja con el supuesto de un pequeño aumento o bien de un descenso del 5% de las inyecciones públicas.