Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los comedores escolares enfrentan a dos AMPA de la Selva con la Administración

Los colegios de Caldes de Malavella y Vilobí d'Onyar dan de comer a 270 alumnos

Las AMPA de dos colegios de la comarca de la Selva, La Benaula, de Caldes de Malavella, y Josep Madrenys, de Vilobí d’Onyar, mantienen un pulso con el Consejo Comarcal y el Departamento de Enseñanza por los comedores. Están disgustadas con la gestión, que corresponde al Consejo Comarcal, de forma que han contratado para este curso el servicio a empresas ajenas al ente comarcal. Las dos AMPA entienden que la legislación les permite asumir la gestión del comedor, pero el Consejo discrepa: “Ni AMPA ni consejo escolar pueden decidir sobre el comedor”, afirma el gerente del Consejo, Joan Burjachs. El comedor de Vilobí da servicio a 170 alumnos y el de Caldes, a un centenar.

El AMPA de Vilobí ha recurrido al contencioso administrativo para que se le reconozca el derecho a asumir el comedor. La asociación pidió medidas cautelares para que el Consejo “no se pusiera por medio y ocupara la cocina”, pero fueron desestimadas, cuenta el presidente del AMPA, Carles Fité. A la expectativa de la resolución judicial también está el AMPA del colegio Ruiz Giménez de Palamós (Baix Empordà), que también intentó dejar la empresa del Consejo, pero se echó atrás por presiones al equipo directivo, según su presidente, Toni Cerdà. En ambas comarcas, el servicio lo hace la empresa Scolarest.

El AMPA de La Benaula se queja de que ellos pagan, “pero no podemos escoger” la empresa y Fité añade que no aceptan la oferta del Consejo Comarcal, “porque”, precisa, “hemos encontrado otra que nos da un seguro de accidentes para el mediodía y las comidas son más buenas y más baratas”.

Este miércoles, las empresas contratadas por las AMPA acudirán a los colegios, igual que Scolarest. Las primeras no tienen la autorización de la Administración, de manera que Enseñanza ya ha comunicado a las direcciones de los dos centros que no les dejen entrar. Burjachs garantiza que se dará de comer a todo el mundo, tanto si tiene el servicio contratado con el Consejo como con el AMPA. Tampoco se dejará entrar a las AMPA, declaró el delegado de Enseñanza, Albert Bayot, a Diari de Girona. Fité precisa que los padres acudirán a las escuelas.

C. T. BURGUÈS, Girona