Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El aeropuerto de Castellón ha gastado 35 millones en publicidad

Los gastos de explotación de 6,4 millones en 2011 se destinaron en su mayoría a promoción

El aeropuerto de Castellón fue inaugurado en marzo del pasado año y desde entonces no ha recibido ni un solo avión. Desde Aerocas aún se trabaja para conseguir los permisos necesarios para que comience a operar. Pese a esta inactividad, la sociedad pública volvió a destinar más de cinco millones de euros a gastos en publicidad, patrocinio y relaciones públicas para promocionar la instalación a lo largo del pasado año, tal y como reflejan las cuentas de la sociedad publicadas el lunes. Este gasto en publicidad se suma a los treinta ya gastados desde que comenzaron las obras del aeropuerto.

En total, la empresa pública tuvo en 2011 unos gastos de explotación de 6,4 millones (cinco para publicidad).

Además, el Gobierno valenciano, a través de la Sociedad de Proyectos Temáticos (SPTCV) concedió el 22 de marzo (dos días antes de inaugurar el aeropuerto) un nuevo préstamo participativo para “facilitar” el desarrollo de las actividades de Aerocas y sus inversiones. El préstamo consistió en ampliar dos préstamos previos por una suma de 18 a 33,8 millones. En total quince millones más. En diciembre de 2011 Aerocas ya había dispuesto 32,15 millones de este préstamo.

A estos gastos hay que añadir además la subida de sueldo del director general, Juan García Salas. Las auditorias realizadas en las cuentas de 2011 de la Generalitat dejan en evidencia que, en el caso del aeropuerto, el director tenía que bajarse el sueldo en un 15% y no en un 8%. “Por tanto, se incumple con esta reducción para el personal directivo”, recoge el texto. En lugar de eso, en 2011 la sociedad pública incrementó la retribución a García Salas al pasar de cobrar 84.200 euros en 2010 a 88.104 el pasado año, lo que supone un incremento de 4.000 euros.

Desde la Consejería de Turismo confirmaron ayer que desde julio de este año el director del aeropuerto cobra lo mismo que un director general (55.400 euros) con base en la nueva normativa.

No es el único caso. Ni el director ejecutivo de Castelló Cultural, Vicente Farnós; ni el consejero delegado, el exalcalde José Luis Gimeno cumplieron con la reducción de salarios que entró en vigor en junio de 2010 a raíz del RD 3/2010 de medidas urgentes en materia de retribuciones.

“A fecha del presente informe se ha verificado que no se ha aplicado la reducción de retribuciones prevista”, indica la auditoria. Solo el exalcalde de Castellón percibe 55.000 euros anuales por su cargo de consejero delegado. El decreto perseguía la reducción de un 15% en los salarios similares al del presidente del Gobierno o a los ministros.

Castellón Cultural mantiene además la contratación de cinco personas (en algunos casos desde 2007) y subidas salariales de otras trece con el informe desfavorable de la Consejería de Hacienda. El gasto autorizado por el Consell se rebasa en 120.374 euros. Para el informe de las cuentas se requirió a la sociedad que justificara estas “divergencias entre gastos de personal presupuestados”. No se presentó ningún documento al respecto.