Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se entrega el jefe de los contrabandistas de tabaco de La Seu d’Urgell

El juez de guardia le ha dejado en libertad con cargos

El exconsejero Jordi Ausàs está implicado en la red de importación ilegal desde Androrra

Ramon V. R., el supuesto cabecilla de la red de contrabando de tabaco de la que, supuestamente, también formaba parte el exconsejero de Gobernación Jordi Ausàs se ha entregado la mañana de este jueves en la comisaría de los Mossos d'Esquadra en La Seu d'Urgell (Lleida), según han informado fuentes policiales. El juez de guardia le ha dejado en libertad con cargos. Ramon V. R. era el único de los 10 integrantes de la trama que no pudo ser detenido cuando los Mossos d'Esquadra precipitaron los arrestos a mediados de julio pasado, al comprobar que los miembros de la red eran ya conscientes de que la policía les seguía el rastro.

La titular del juzgado de instrucción número 2 de La Seu d'Urgell, que dirige la investigación, atribuye a Ramon V. R. las funciones de "control y organización" en la red junto con su esposa, Marta D. G., que sí que pudo ser detenida en julio y que ya ha podido abandonar la prisión al depositar una fianza de 50.000 euros.

En un auto que redactó tras la operación policial, la juez admite que "no está claro" quien ejercía las funciones directivas del grupo, "si es que había alguien que lo hacía". "Probablemente el coordinador era Ramon V. R., ya que disponía de las llaves del aparcamiento -que servía de almacén del tabaco de contrabando- y muchas veces acudía acompañando a otros imputados", remarca el auto. Según la juez, el supuesto cabecilla que se ha entregado en comisaría redistribuía las cajas de tabaco en el aparcamiento, se encargaba del recuento y comparaba con los demás imputados los encargos recibidos.

Ramon V.R., que en las últimas semanas se encontraba en Andorra, se ha entregado hacia las 10.30 horas de la mañana en la comisaría de los Mossos de La Seu d'Urgell, cuando precisamente ninguno de los siete detenidos que ingresaron en prisión provisional permanece ya entre rejas. El último en abandonar la cárcel fue Julián G. M., el brigada de la Guardia Civil implicado, que pudo abandonar la prisión el pasado 7 de agosto después de que la Audiencia de Lleida considerara "excesivamente gravosa y desproporcionada" la fianza de 140.000 euros impuesta por la juez y ordenara su puesta en libertad al no apreciar ni riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas.

En la operación policial, los Mossos d'Esquadra detuvieron a nueve personas, entre ellas el exconsejero de Gobernación y exalcalde de La Seu Jordi Ausàs (ERC). Los detenidos, según la juez, integraban una red "profesional" que se dedicaba de forma "muy activa" al contrabando de tabaco desde Andorra, ya que la vigilancia policial, las grabaciones con cámara y las escuchas telefónicas a las que fueron sometidos así lo acreditó.

De los nueve detenidos a mediados de julio, la juez de La Seu d'Urgell dejó a dos en libertad provisional -entre ellos a Dolors P. M., la esposa del agente de la Guardia Civil-, y fijó fianzas que iban desde los 23.000 a los 145.000 euros para los otros siete arrestados, a los que imputó un delito continuado de contrabando de tabaco y un delito de pertenencia a grupo criminal organizado.

Al exconsejero Jordi Ausàs, que pudo abandonar la cárcel dos días después de ingresar en prisión, al depositar la fianza de 145.000 euros que le impuso la juez, los Mossos le grabaron entrando con cierta frecuencia en el aparcamiento, apilando cartones y cargándolos en dos de sus vehículos.

Además, cuando los agentes registraron la casa del Ausàs, encontraron tabaco almacenando por valor de 14.565 euros -con lo que no rebasó el límite de 15.000 euros a partir del cual el contrabando de tabaco pasa a ser delito y no infracción administrativa-, así como una nota con un cuadro con el precio de varias marcas en Andorra y España.