Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santa Pola suprime las vaquillas de sus fiestas y destinará el dinero a los parados

El Ayuntamiento destinará los 18.000 euros del festejo a la concejalía de Servicios Sociales

La edil admite que la medida "no gustará a todos" pero se siente respalda por los festeros

Santa Pola entierra la suelta de las vaquillas en  sus fiestas y este dinero lo destinará a las familias necesitadas.El Ayuntamiento de esta localidad turística del sur de Alicante ha decidido suprimir este festejo por su peligrosidad, elevado coste y dudosa tradición.

La concejalía de Fiestas del Ayuntamiento de Santa Pola (Alicante), en consenso con las entidades festeras de la localidad, ha decidido suprimir un espectáculo de vaquillas previsto en el municipio para la noche del próximo día 31, con motivo de las fiestas patronales  y destinar el presupuesto de dicho evento, calculado en unos 18.000 euros, a ayudas sociales para familias necesitadas, según ha informado este miércoles en un comunicado el Consistorio de Santa Pola.

La medida ha sido anunciada ante los medios de comunicación por la edil de Fiestas, Ana Blasco, quien ha comparecido acompañada por la presidenta de la Asociación de Moros y Cristianos, María Asunción Pérez; por la dirigente de la Unió de Festers, Rita Sevilla, y por el miembro de la Penya El Tró Antonio Más. Blasco admite que "desde hace tiempo" el Ayuntamiento ha recibido "muchas" peticiones de gente relacionada con la fiesta para que se suprimiera la celebración del evento de la vaquilla.

"Una decisión así no se podía tomar alegremente, así que pedí opinión a nuestras entidades festeras, y tanto Moros y Cristianos como la Unió de Festers me manifestaron que estaban al lado del Ayuntamiento en esta decisión. También pedí su opinión a Toni Más como investigador de la historia local y voz autorizada en las fiestas, y su respuesta fue idéntica", ha apuntado la concejal en referencia a la escasa tradición taurina en esta localidad.

"No gustará a todos"

La edil ha dicho ser "consciente" de que este cambio es una medida "que no gustará a todos los vecinos", aunque ha añadido que se siente "muy respaldada por el colectivo festero". "En la situación tan complicada que vivimos era el momento de plantearnos la continuidad de la vaquilla, porque es un evento cuyo coste no se puede abaratar, ya que son necesarias unas medidas muy especiales de seguridad y sanitarias, con un gran despliegue de medios humanos y materiales", ha manifestado.

El año pasado la suelta de vaquillas ya se trasladó al polideportivo de Salinetes, donde los efectivos de seguridad controlaron los accesos y aumentaron hasta 50 los efectivos que velaron por la seguridad de un festejo que se prolongaba hasta las cuatro de la madrugada.

La concejal ha recordado que en el último año se han incrementado en España en un 10% los accidentes en este tipo de festejos, y ha recalcado que está "muy reciente" el fallecimiento de un chico de 16 años en Huesca. "A pesar de todas las medidas que pongamos, el riesgo siempre existe, y no nos gustaría tener que suspender nuestras fiestas por un motivo tan lamentable", ha afirmado Blasco. La concejal de Fiestas ha señalado que el evento de la vaquilla supone para el consistorio unos 14.000 euros, un importe al que hay que añadir el coste del personal municipal necesario, que incrementaría el presupuesto hasta unos 18.000 euros en total. "El dinero que nos costaría se va a destinar íntegramente a la concejalía de Servicios Sociales para ayudar a las familias más necesitadas del pueblo en estos duros tiempos de crisis, y creo que ninguna persona se debería negar a que llevemos a cabo esta iniciativa", ha aseverado.

Por su parte, Pérez y Sevilla han reafirmado su apoyo a la edil, mientras que Más ha valorado la valentía de Blasco y su "acierto en la decisión, y más en las circunstancias actuales, porque desde el punto de vista de la solidaridad también es importante".

Por último, la edil ha recordado que el Ayuntamiento de Santa Pola ha reducido en 2012 el presupuesto para fiestas en 80.000 euros, "sin que por ello tenga que repercutir en la brillantez de las fiestas patronales e incluso añadiendo más actos festeros en los barrios", ha agregado.