Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía sigue una nueva pista sobre la joven desaparecida en Motril en 2000

La investigación se centra en un mensaje enviado al móvil del padre de la joven

La Policía Nacional está investigando la autoría de un mensaje que han recibido los padres de María Teresa Fernández, la joven de Motril (Granada) que desapareció el 18 de agosto de 2000 tras quedar con unos amigos para ir a la feria. El mensaje, enviado desde una cabina del centro de la localidad el 5 de agosto, dice a los padres que si quieren conocer lo que pasó con su hija que le pregunten a los “envidiosos de los motrileños”.

La policía también trabaja con una grabación en la que se observa cómo una persona manda un mensaje desde la citada cabina segundos antes de la hora en la que Antonio Fernández, padre de María Teresa, lo recibió en su móvil. El progenitor le ha pedido a esta persona que dé la cara y les cuente lo que sepa.

El padre de María Teresa ha explicado que hace tres meses recibió una llamada en la que le decían que su hija estaba enterrada en una parcela de Motril. Tras realizar una zanja, la joven no estaba allí. Se ha descartado también que la chica se encontrara en un paraje cercano a la localidad como se decía en dos cartas recibidas hace un año.