La Xunta solo garantiza la subvención de peajes en 2013

Feijóo anuncia una nueva reunión con Rajoy por el AVE

La Xunta solo garantiza que mantendrá la subvención para los tramos de peaje en 2013. “Es un tema cerrado”, zanjó ayer el conselleiro de Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández. La partida, insistió, estará consignada en los presupuestos del año próximo, por una cantidad que ronda los 20 millones de euros, y es una obligación “contractual” de la Administración gallega. La Xunta paga con dinero público ciertos tramos de la AP-9 y las autopistas de Carballo (AG-55), Val Miñor (AG-57) o parte de la que enlaza Santiago con Ourense (AG- 53).

En una breve comparecencia ante los medios en Ferrol, Hernández deslizó más de una vez el “tremendo esfuerzo” que le supone a las arcas de la Xunta que un pequeño tramo de carretera en una autopista de pago, por ejemplo el puente de Rande o A Barcala, le salga gratis a los usuarios, que apenas tienen alternativa viaria para una circulación fluida.

La “reflexión” sobre el final de los peajes en la sombra —tramos que subvenciona la Administración según el número de usuarios— que ha puesto sobre la mesa el Gobierno gallego parece anunciar que la medida tiene los días contados de 2014 en adelante. Preguntado por el futuro de la subvención a partir de esa fecha, Hernández respondió con ambigüedades sobre el “tremendo gasto” que supone, sin garantizar que se mantenga más allá del año que viene.

Audasa, que explota la AP-9 con elevados peajes y beneficios multimillonarios —más de 52 millones en 2011—, volvió a concentrar ayer las críticas del conselleiro por su “poca sensibilidad” con Galicia. “Es la autopista del Estado con una política comercial menos sensible a las necesidades del territorio”, manifestó, antes de abogar por la aplicación de descuentos a los clientes que más utilicen la AP-9.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció mientras que se reunirá con Mariano Rajoy para “hablar de proyectos concretos de Galicia”, y en concreto del AVE. El jefe del Gobierno español se competió con Feijóo en una reunión en La Moncloa a facilitar una fecha para la llegada del tren de alta velocidad. Feijóo afirmó ayer que el Ejecutivo gallego “no va a cambiar” la petición de que la fecha para la alta velocidad sea 2018, tres años después de lo previsto en el Pacto do Obradoiro.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50