Augas de Galicia viola la legislación ambiental con la senda del río Tea

Divide en dos el proyecto de su construcción, lo que facilita su adjudicación directa

Un tramo del curso del río Tea a su paso por Mondariz.
Un tramo del curso del río Tea a su paso por Mondariz.LALO R. VILLAR

¿Quién vigila a los vigilantes? La cita, perteneciente a la Sátira VI del poeta romano Juvenal, hace referencia a lo difícil que es forzar a alguien a tener un comportamiento moral adecuado, cuando los que custodian esa moral son corruptos. Sirva un ejemplo medioambiental. Augas de Galicia, organismo dependiente de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas —el órgano competente en vigilancia ambiental— ha optado por fragmentar en dos el proyecto de construcción de una senda fluvial en el río Tea, en Pontevedra, a pesar de que se trata de una pista peatonal ininterrumpida que transcurre entre los Ayuntamientos de Mondaríz, Mondaríz-Balneario y Ponteareas. Esto supone, además, una clara violación de la legislación sobre evaluación de impacto ambiental (Real Decreto Legislativo 1/2008) al no considerar los efectos acumulativos y sinérgicos de los dos subproyectos.

Fuentes oficiales de la consellería han declarado que los dos proyectos “se están terminando de redactar” y que no es cierto que se hayan dividido para “escapar” de ningún trámite ambiental, sino que se ha decidido tramitar dos proyectos “básicamente para que la gestión de los terrenos sea más sencilla”. Una sencillez que parece haber sido prioritaria ya desde mayo de 2011, cuando la extinta Empresa Pública de Obras y Servicios Hidráulicos, dependiente de Augas de Galicia, formalizó, sin concurso previo, el contrato con la empresa de ingeniería Insitu, SL, para la redacción de los proyectos por un presupuesto de 59.995 euros, cinco euros menos del límite legal mínimo que obliga a convocar un concurso público.

La Sociedade Galega de Historia Natural (SGHN) ya ha exigido una evaluación conjunta de impacto ambiental y sospecha que la presentación y adjudicación dividida, una para el término municipal de Mondaríz y otra para el de Ponteareas, por un importe más bajo, “podría ser para facilitar la adjudicación directa”.

En una información difundida a los medios de comunicación el 6 de mayo de 2011, el conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, aseguró que la Xunta iba a crear “una ruta fluvial de siete kilómetros en el río Tea a su paso por esos municipios” y que también acometería “el saneamiento de la zona”, para lo que Augas de Galicia gestionaría un presupuesto de 2,3 millones de euros. Según el director del proyecto, Francisco Alonso, cada uno de los tramos de senda costará en torno a 300.000 euros. “Que haya tres contratistas diferentes es para agilizar la construcción y mejorar la operatividad para poder cumplir con los plazos”, aclaró Alonso contradiciendo la versión oficial de la consellería. Los plazos son los que impone la Unión Europea a través del programa operativo Feder Galicia 2007-2013, para cofinanciar el 75% de la obra dentro de su segunda convocatoria, y cuya partida de fondos “tienen que justificarse este año”, como asegura el alcalde de Ponteareas, Salvador Gonzalez (PP).

Parece que los proyectos tampoco están en fase de redacción, como indican desde Medio Ambiente. El alcalde de Mondaríz, Julio Alén (PP), declaró que la obra “se encuentra en fase de exposición pública” y ya ha pasado por el pleno del Ayuntamiento. Las obras en ese tramo se limitarán a ampliar un sendero que ya existe y que, según Alén, discurre en su mayor parte por un terreno de dominio público, por lo que “se van a tener que realizar pocas expropiaciones”. Desde las oficinas técnicas de ambos municipios han confirmado que, a día de hoy, aún no les han notificado ningún expediente de expropiación.

En el documento de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras para presentar el proyecto se alude a la pretensión de “equilibrar su obligación de establecer criterios de eficiencia ambiental, con la de dar a las empresas las facilidades para que puedan hacer efectivo su compromiso con la sostenibilidad”.

Un lugar de interés

La senda fluvial va a dicurrir casi íntegramente por el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) ES1140006 Río Tea, que figura en la lista de los espacios protegidos por la directiva europea 92/43/CEE, de conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres. La SGHN cree que ninguna de la actuaciones previstas es recomendable para la conservación de los valores medioambientales de este espacio natural.

El proyecto, impulsado por la Xunta, a través de Augas de Galicia, y por la Fundación Mondariz Balneario, ya ha sido presentado en Bruselas en la Semana Europea de las Regiones y las Ciudades y cuenta con la colaboración de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, que ha preferido no realizar ninguna valoración de la propuesta.

Los alcaldes de Mondaríz y Ponteareas coinciden al subrayar que esta es una acción dinamizadora muy importante para sus municipios, pero lo cierto es que mientras ahí se construye una pista de un metro y medio de ancho sobre un camino que ya existe en parte, la Consellería afirma no tener dinero para los programas de educación ambiental, las obras de depuración de aguas en Santiago de Compostela o para el desarrollo de los planes de conservación de las especies más amenazadas de Galicia.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50