Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La pérdida de población en el medio rural se agravará en dos décadas

Las sierras del interior andaluz serán las de mayor retroceso demográfico

Viviendas abandonadas en un pueblo sin habitantes de Granada.
Viviendas abandonadas en un pueblo sin habitantes de Granada.

El medio rural andaluz se ve incapaz de taponar la hemorragia que viene sufriendo año tras año con la pérdida de población. El último informe del Instituto de Estadística y Cartografia de Andalucía (IECA) sobre la proyección de la población andaluza hasta el año 2035 viene a confirmar que las serranías del interior de la comunidad serán las que acusen el mayor descenso en su censo. En contraposición, el litoral andaluz seguirá siendo el área con mayor dinamismo demográfico, aunque el ritmo se va a moderar en los próximos años y la población va a seguir envejeciendo en todos los ámbitos.

La merma poblacional en el medio rural va a seguir siendo una constante en las próximas décadas. Si entre los años 2002 y 2009 los centros rurales andaluces perdieron habitantes a un ritmo de 0,21% anual, la proyección prevista hasta 2035 eleva esa pérdida al 0,51%, lo que supone unas 51.000 personas. Las serranías, y muy en particular el eje Sierra Morena-Valle de los Pedroches, continuarán su proceso de pérdida de población y de peso relativo, siendo su población en 2035 un 10% inferior a la actual.

Dentro de esas zonas, el descenso será mucho más acusado en las comarcas de Cazorla, Segura y Las Villas, en Jaén, y en la del Valle del Guadiato y Los Pedroches, en Córdoba. “Estamos abocados a un despoblamiento tremendo”, se lamenta José Manuel Ledesma, empresario de hostelería en el valle del Guadalquivir de Cazorla, y pone como ejemplo la caída en los últimos años del turismo, que era uno de los principales argumentos económicos. Y es que, las localidades del parque natural de Cazorla, Segura y Las Villas ya perdieron 12.500 habitantes en las dos últimas décadas, según el Atlas Socioeconómico de Jaén editado por la Diputación.

El envejecimiento y la caída de la natalidad también se manifestarán con mayor crudeza en los núcleos rurales. De hecho, el informe del IECA revela que mientras que la población menor de 17 años descenderá por encima del 3% en el conjunto andaluz, en municipios de sierra como Santiago-Pontones, Pozo Alcón o Siles (Jaén), Fuente Obejuna (Córdoba) o Montefrío (Granada) lo hará a un ritmo del 16% anual. En el lado contrario, los municipios donde más aumentará la población joven serán Churriana de la Vega y Las Gabias, en el área metropolitana de Granada, Cartaya (Huelva) Roquetas del Mar (Almería), con crecimientos por encima del 7%.

Jaén y Córdoba serán las dos únicas provincias con un descenso demográfico hasta el año 2035, aunque la caída será notable en la primera (14.000 habitantes menos) y poco apreciable en la cordobesa. Por su parte, las capitales de provincia perderán 23.000 habitantes en este periodo, una caída concentrada sobre todo en Cádiz, Granada y Jaén.

Cerca del 40% de la población andaluza se concentrará
en el litoral

Aunque las zonas costeras son las que más crecerán, el Valle del Guadalquivir seguirá siendo el espacio donde residan la mayor parte de los andaluces, pasando de contar con 3,4 millones de residentes en 2009 a 3,6 en 2035. Es aquí donde se concentran el mayor número de ciudades medias, de entre 10.000 y 100.000 habitantes, en los que ya reside el 43,8% de la población andaluza. Muchos de estos municipios se encuentran precisamente en las áreas que ya se habían identificado como más dinámicas. En esas ciudades medias (incorporadas las que han en el litoral y áreas metropolitanas) se espera que la población crezca un 16,4%, pasando de 3,6 millones de habitantes en 2009 a 4,2 en 2035.

Con todo, el informe del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía precisa que la población de los grandes municipios se mantendrá bastante estable e incluso perderán peso relativo. Los municipios de más de 100.000 habitantes añadirán 49.000 habitantes hasta 2035 y su peso sobre el total de la población andaluza pasará de 35,8% en 2009 a 33,7% en 2035.

Más información